ARTICULOS

LA IMAGEN MISTERIOSA DEL AURA DE IKKI

Dayton (España)
Eduardo de Zeus (México)
Saint Of Athena

Introducción

Entre los múltiples pequeños detalles que a menudo se perciben en Saint Seiya está este particular y enigmático personaje, con aspecto diabólico, que aparece puntualmente detrás de Ikki para representar su odio, furia, coraje y regreso del Infierno.

En tres ocasiones ha aparecido la imagen de este personaje misterioso detrás de Ikki del Fénix (1 vez en el Manga y 3 veces en el Anime).

Muchos fans curiosos seguro que se habrán preguntado, ¿quién es ese personaje misterioso? y ¿cuál es su historia y relación con Ikki? ...

1.- (en el Manga y el Anime) - La primera aparición se produce cuando Ikki se presenta en el Torneo Galaxian Wars después de haber sobrevivido a su entrenamiento infernal en la isla DeathQueen o isla de la Reina de la Muerte, en ese momento de la historia todos lo creían muerto y regresa metafóricamente del infierno para vengarse.

2.- (sólo en el Anime) - La segunda aparición se produce cuando Ikki resucita en el capítulo 22 de la teleserie, en el que se enfrenta al Ennetsu Saint (Caballero de la Llama).

3.- (sólo en el Anime) - La tercera y última aparición se produce en su lucha con Shaka en la casa de Virgo, cuando resurge después de perder los 5 sentidos.

Teorías

Entre los fans se planteó el tema y se dio mucha confusión, ya que aparecieron varias teorías sobre quien podría ser la figura que aparece detrás de Ikki:

1) Algunos decían que es el demonio de cara oscura Enma-hôô o Emma O. Enma o Emma es el nombre japonés de Yama, el gerente del inframundo en la mitología budista. Enma aparece con frecuencia en la transcripción moderna de los mitos tradicionales japoneses, especialmente en los géneros del anime y el manga.

Emma-hôô es el Dios japonés del Infierno (denominado Jigoku y compuesto por 8 regiones de fuego y 8 de hielo) en el sintoísmo, el cual juzga cruelmente a las almas de los pecadores asignándoles uno de los 16 reinos en función de sus pecados (de manera parecida a los jueces del Hades de la mitología griega y el espectro Lune de Balrog en el Meikai). Su hermana juzga a las mujeres. Este demonio poseía 18 reinos, 8 de ellos de fuego y 8 de hielo. Es casi siempre representado como un individuo bárbado. Si conocen el manga-anime de Dragonball, sabrán que Akira Toriyama lo representó igual a la figura mitológica, con barba y todo.

Las criaturas que murieron sin haber alcanzado la iluminación y que recibieron el rito Segaki (recordatorios y ofrendas) pasan bajo el control de este dios, quien puede (1) enviar las almas juzgadas por el camino normal de la reencarnación, (2) condenarlas a un período de tormentos en el Infierno si no hay otra manera de compensar su mal karma, o (3) retornarlas a la Tierra en forma de un Yurei (fantasma), hasta que hayan pagado su deuda de mal Karma.

En el manga y anime de Dragon Ball, Enma-daio Sama, es un ogro u Oni rojo del otro mundo. Es representado como un burócrata hostigado con mal genio, ocupado por un montón de obligaciones de oficina. Aunque es el gobernante de la vida después de la muerte, es superado en poder por los cuatro Kaiō y además de Kaiōshin (último de los dioses más altos en cuyas manos descansa la gerencia del universo entero).

La idea de la fuerza negativa se introdujo en Japón relativamente tarde, las ideas y doctrinas indias y chinas del Ying y el Yang se transformaron y condujeron a la creación de los demonios, denominados Oni, y el nacimiento de una nueva iconografía.

Se distingue entre los Onis del inframundo y los Onis terrestres.

Los Onis del inframundo tienen el cuerpo rojo o verde, cabeza de buey o caballo. Su función es encontrar al pecador y conducirlo en un carro de fuego ante Emma-hoo, dios del inframundo.

Los Onis terrestres son demonios maléficos que pueden asumir la apariencia de un ser vivo u objeto inanimado.

Hay Onis invisibles cuya presencia sólo se puede constatar porque cantan, silban o hablan. En el siglo IX se creía que sólo aquellos muy virtuosos podían ser testigos de sus procesiones, siendo invisibles para los demás mortales. Estos demonios tienen la capacidad de capturar el alma de los muertos y aparecen en forma de este último ante sus padres.

También debemos mencionar a los Onis responsables de las enfermedades y las epidemias (que están recubiertos de color rojo) y los Onis que son mujeres transformadas en un demonio como resultado de los celos o la angustia violenta.

Aunque sean espíritus malignos, los Onis en general no son muy temibles, incluso son susceptibles de conversión al budismo.

2) Otros fans apuntaron a que podría ser Arukara, el demonio según la tradición chino-japonesa que se encargaba de juzgar las almas a través de un aro de fuego donde ponía a prueba su odio y recelo por la vida.

Pues bien, ninguna de las dos teorías es correcta, el ser que aparece tras Ikki representa a un dios budista llamado Misshaku Kongo, originario de la India, quien también es llamado Kongorikishi o Agyo, uno de los dos Nio ("reyes guardianes" literalmente), dioses que custodian los templos budistas, los cuales suelen ser representados enfadados para causar más temor a los invasores, el otro se llama Naraen Kongo (también Shukongoshin o Ungyo). La estatua de Misshaku Kongo tiene la boca abierta y lleva un rayo en la mano derecha, y la estatua de Naraen Kongo tiene la boca cerrada y en la mano izquierda tiene un sable.

No se asusten por el nombre, vayamos con su historia...

Misshaku Kongo (Agyo/Kongorikishi), el dios detrás de Ikki

El Budismo comenzó en la India, y después se convirtió en parte de la cultura china. Alrededor del año 550 A.D. fue introducido en Japón a través de Corea. Esta religión extranjera se convirtió en una parte importante de la cultura japonesa durante el período de Nara (710-790 A. D.), especialmente entre la aristocracia.

En Japón Misshaku Kongo es una de las dos deidades budistas conocidas como Nioh, "reyes benévolos", dos deidades budistas guardianas "Kongohjin" (Kongoh=fuerte, Jin=dios), también conocidos como "Kongoh Rikishi". Suelen aparecer como dos guardias guerreros enfadados en la puerta de los templos budistas japoneses, que protegen el edificio de los malos espíritus. Sus nombres en japonés son: Misshaku Kongo y Naraen Kongo.

Los Kongōrikishi o Nio (provenientes de la India, donde se conocen como Vajrapani) son deidades protectoras del budismo esotérico de Japón, estos son considerados Bodhisattva (alguien que está avanzado en el camino de la iluminación sin haber llegado a ella todavía) y acompañaron a Buda en su camino a la iluminación.

Al volver de nuevo de la Isla de la Reina de la Muerte, nadie reconoce a Ikki por tanto odio que lleva dentro. Con el fin de ilustrar este desbordamiento de cólera, Kurumada coloca detrás de él la cara de Agyo. Este personaje del folclore japonés es uno de los dos guardianes de Nio, cuyas estatuas se elevan a la entrada de numerosos templos budistas en Japón, y, en particular, en la puerta del Todai-Ji de Nara. Los dos personajes representan cada uno un concepto bien particular de la fuerza: Agyo corresponde a la fuerza bruta y al odio, mientras que Ungyo simboliza el valor y la fuerza controlada.

Los Nyo son dos; Agyō con la boca abierta representando la violencia, el inicio y el nacimiento, generalmente lleva un vraja en la mano, un tipo de arma en forma de cetro, con cualidades del diamante por su dureza, que es usada también por los monjes. Sobre esta arma es interesante el hecho de que tambien fue utilizada en un arte marcial hindo llamado Vajra Musti (puño del diamante), siendo un tipo de manopla de mano para producir mas daño con los golpes. En el Shorinji Kempo, se utiliza un tipo de Vraja llamado Dokko, llamado también Báculo de Puño, y se emplea para la presion a puntos vitales del cuerpo (kyusho).

Misshaku Kongo y Naraen Kongo

Estos dos personajes pertenecen al panteón de dioses budistas, son los dos dioses guardianes Nio (literalmente Dos Reyes) que viajaron junto a Buda para protegerlo: Naraen Kongo y Misshaku Kongo. El primero, también conocido como Agyo, representa la violencia explícita y tiene la boca abierta como si articulase el sonido "Ah" (el primero de los silabarios japoneses), mientras que su compañero, también conocido como Ungyo, representa a la fuerza latente y tiene la boca fuertemente cerrada simbolizando el sonido "Un" (o n, la última sílaba del japonés). Ambos son inicio y fin, nacimiento y muerte, alfa y omega.

Agyo es una de las dos estatuas (la izquierda) que guardan la puerta Sur del Templo Tôdai de Nara, construido en 1203, representa a Misshaku (o A-gyo), una alegoría budista de la justicia, un símbolo de oposición total en las concepciones de la justicia de Ikki y de Shaka, y al mismo tiempo la de una fuerza creadora frente a una fuerza destructora.

Según la tradición, Agyo y Ungyo siguieron y protegieron a Buda durante sus viajes en la India. Integrados en el panteón budista japonés, a menudo están representados a la entrada de los templos del país del sol naciente. Agyo está representado con la boca abierta y Ungyo con la boca cerrada. Se pueden ven dos formas de simbolismo: por la boca abierta y la actitud feroz, Agyo rechaza las fuerzas maléficas, mientras que por la boca cerrada y la actitud atenta, Ungyo retiene las fuerzas positivas, y sus nombres hacen referencia a los sonidos "Ah" (que significa nacimiento) y "Un" (muerte).

Por lo tanto ¿cómo no hacer la analogía Shun/Ungyo-Ikki/Agyo, aunque Kurumada nunca hizo aparecer la imagen de Ungyo detrás de Shun? (a tener en cuenta que las tres primeras letras son idénticas en Shukongoshin).

Al igual que el Budismo, en sánscrito se llama Vajrapani (o Vajradara) que significa "el que sostiene el rayo" o "el que posee el rayo", Vajrapani es el encargado de todos los tantras del budismo Vajrayana.

Kongorikishi (el primero de los reyes divinos), también llamado Kongo o Nioh, es un dios hindú que ha aceptado hacer guardia de Buda. Nio fue adoptado en Japón en el panteón budista y vino ser considerado globalmente como las connotaciones agresivas del guarda en la tradición de Kongorikishi. Dentro de las tradiciones del Budismo, las historias de los guardas de Nio como Kongorikishi justificaron el uso de la fuerza física para proteger valores y creencias contra mal.

El extenso descontento en Japón por la dictadura del clan Taira en Kyoto (key-oh-toe) provocó una enorme sublevación en el año 1180. Cinco años de la guerra civil brutal sobrevinieron, terminando cuando el clan Minamoto derrocó al Taira. El clan Minamoto dio el control del nuevo gobierno a un grupo de guerreros leales, llamados samurai (SAM-oo-rai). Los samurái unificaron sus fuerzas bajo un código conocido como la "manera del guerrero" que valoró el valor, el honor, y la fuerza.

En arte, el gusto y el refinamiento lujosos de la nobleza de Kyoto fueron substituidos por la franqueza y la simplicidad del samurái. La guerra civil había dañado seriamente muchos templos, y los artistas se fijaron en la reconstrucción, restaurando y produciendo esculturas. Entre las muchas esculturas producidas estaban los Nio parados en los exteriores de los templos de los complejos budistas.

Figuras guardianas de Nioh

Kongorikishi o Nioh aparece con frecuencia representado por la figura de dos guardias guerreros enojados en la puerta de los templos budistas japoneses, cuyo aspecto feroz y amenazador los protege de los malos espíritus y los demonios : Ellos son Misshaku Kongo (A-gyo), situado a la izquierda de la entrada, con la boca abierta, que levanta su brazo izquierdo y lleva un rayo, significa el nacimiento y esto podría representar que Ikki al igual que el Fénix puede renacer de sus cenizas, y su compañero Naraen Kongo (Un-gyo) que está a la derecha del templo, con la boca cerrada, que levanta su brazo derecho y lleva un sable, significa la muerte y también abrigo de los buenos espíritus, y este representaría a Shun, (aunque Naraen también se llama Narayana en Sánscrito).

Estas figuras, los protectores Nioh, son manifestaciones de Vajrapani Bodhisattva. Representan el uso de la energía abierta y de la energía latente, respectivamente. Los cuerpos de uno y otro se doblan en la dirección de la puerta. Exhiben la energía y el realismo característicos de las últimas esculturas japonesas del siglo XIV.

Otras de las descripciones de ambos: "Misshaku representa la energía ardiente, enseñando los dientes y levantando su puño en acción, mientras que Naraen representa la fuerza latente, con la boca y esperando con ambos brazos tensados pero bajados."

Imágenes de Nioh
Templo de Horyuji, Ikaruga, Japón

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Misshaku Kongo (A-gyo) y Naraen Kongo (Un-gyo)

Para diferenciar a los dos Nio o Kongorikishi, dependiendo como tengan la boca se puede saber cuál es cual. Si la tiene como diciendo "a", es Naraen Kongo. Si la tiene como diciendo "hum" es Misshaku Kongo. El que aparecía en el manga y en el anime de SS es Naraen por la forma de la boca y porque en el anime sostenía un martillo, Naraen es casi siempre representado con uno, Misshaku no tiene nada en las manos o a veces tiene una espada, pero la verdad da igual cuál de los dos fuera, porque son lo mismo, ambos representan violencia extrema, poder, fuerza bruta, los protectores de Buda en las leyendas, el comienzo y el fin de las cosas.

PROTECTORES DE NIO
LOS REYES BENÉVOLOS
Ungyo (Skt. Naraen/Narayana) y Agyo (Skt. Misshaku)
Kongo o también llamados Kongorikishi y Kongo-rikishi
Miembros del TENBU
Origen: LA INDIA

- Esta es la única imagen de Misshaku en el manga de Saint Seiya, podría corresponder a la versión del dios representada por la estatua del templo Sanjusangendo, situada en la ciudad de Kyoto (Japón), fabricada en el siglo XII en madera y que mide alrededor de 1,80 m aproximadamente.

Agyo

Cuando vuelve de la Isla de la Reina Muerte, nadie puede creer que Ikki emane tanto odio. A fin de ilustrar este desbordamiento de cólera, Kurumada dibuja por detrás de Ikki la cara de Agyo. Este personaje del folclore japonés es uno de los dos encargados de Nio, cuyas estatuas se pueden encontrar en numerosos templos budistas en Japón, y en particular, en la puerta del Todai-Ji de Nara. Los dos personajes representan un concepto muy particular de la fuerza: Agyo representa a la fuerza bruta y al odio, mientras que Ungyo simboliza el valor y la fuerza controlada. En la fotografía se puede observar una estatua de madera expuesta en el templo Sanjusangen-Do en Kyôto, que data del siglo XII.

Los guardas son figuras enormemente musculosas con el pecho descubierto. Sus características en la forma humana han sido exageradas hábilmente por los artistas. Los músculos que se bombean en sus pechos y sus enormes brazos transmiten energía incluso en una gran distancia. Este realismo exagerado continúa en las venas que parece van a estallar, sus frentes son surcadas, sus quijadas son extendidas, con muecas faciales torcidas que dan vida a sus caras, así como sus uñas. El pelo de los guardas, aumenta aún más su altura imponente. Como figuras decorativas forman un patrón elegante.

Concebido como par, el complemento de Nioh. Misshaku Kongo, representa la energía abierta en la acción, descubre sus dientes y levanta su puño en acción, mientras que Naeren Kongo, representa la fuerza latente, el potencial, mantiene su boca cerrada firmemente y espera con ambos brazos tensados pero bajados.

Se decía que los Nio habían seguido y protegido el Buda histórico cuando este viajó a lo largo de India. Han sido adoptados desde entonces por el japonés en el panteón budista japonés. Cada uno se nombra después de un sonido cósmico particular.

Cada figura de Nio representa un sonido cósmico particular. La figura boquiabierta (Misshaku), es llamado "A-gyo", se pronuncia con el sonido "Ah", que significa el nacimiento, su compañero de la boca cerrada (Naraen) se llama "Un-gyo" que suena "Un" o "Om" y significa la muerte, asusta a los demonios (Shaka la pronunció un par de veces cuando invoca su técnica), abrigando a los espíritus buenos. Así, con dos sonidos cósmicos la vida se esconde en un umbral del templo, recordando a los espectadores que la vida es efímera y que el buen karma es necesario para evitar el renacimiento en la rueda de la vida.

"Ah" es la primera letra en el alfabeto Sánscrito (y en el silabario japonés también) y "Om" es la última, así que la combinación representa simbólicamente todos los resultados posibles en la danza cósmica de la existencia.

Más información

- Concretamente, la imagen que aparece detrás de Ikki en la casa de Virgo esta sacada de las estatuas del templo Todai-ji en la ciudad de Kyoto (Japón), que están situadas en la gran puerta del sur del templo. Misshaku está a la izquierda, tiene la boca abierta y lleva un rayo en la mano derecha y Naraen está a la derecha, tiene la boca cerrada y lleva un sable en la mano izquierda. Esas dos estatuas de los Kongo Rikishi fueron fabricadas en el periodo Kamakura, a partir del siglo XIII, y fueron talladas por los escultores Unkei y Kaikei. Las estatuas tienen una altura aproximada de 8 metros y están hechas con madera de Japón. Se trata del par más grande del 1/2 de Nio de madera en Japón. Las estatuas están situadas en la gran puerta del sur del templo. Su colocación es opuesta al par en Horyu-ji.

Imágenes de Nio
Templo de Todai-ji, Nara, Japón

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

- La imagen que aparece en el Torneo Galáctico (Anime) y en el capítulo del caballero de la Llama son iguales, y podrían inspirarse en una de las dos estatuas que están en el templo Sugimoto Dera de la ciudad de Kamakura, y que protegen el tesoro principal del santuario, se trata de una estatua de Kannon, la "Diosa de la Misericordia". Sugimoto es el primer templo en la ruta de peregrinaje a los 33 lugares sagrados a Kannon en Japón, fue establecido en el siglo IX.

Ikki representa al dios Kongorikishi como el guardián Misshaku, quien es poseedor de un rayo en la mano derecha, en posicion de ataque y con la anergia ardiente, en la historia de Kongorikishi también este tenía un hermano menor que se llama Non-o y que se representa en Shukongoshin, quien podría representar Shun con la energía apagada y con los brazos bajados..

- Esta es una versión japonesa de la historia:

En la tradición japonesa, existía un rey que tenía dos esposas. La primera fue madre de mil niños que se hicieron a monjes y siguieron la ley del Buda. La segunda tuvo sólo dos hijos. El primero, llamado Non-o, ayudó a sus hermanos monjes en su dedicación. El segundo, Kongorikishi, tenía una personalidad mucho más agresiva. Se dedicó a proteger al Buda y a sus admiradores combatiendo el mal y la ignorancia, y fue el primero de los reyes divinos, llamados Nio o Kongo. El segundo se llama Shukongoshin. En las tradiciones generalmente pacifistas del budismo, las historias de los guardias Nio como Kongorikishi justificaron la utilización de la fuerza física para preservar los valores y las creencias proclamados.

Ikki representaría al hermano mayor (Kongorikishi) que era mucho más agresivo. Shun podria ser una abreviación de Shukongoshin, y representaria a ese hermano menor que era pacifista y que no queria luchar. Ikki y Shun fueron hechos hermanos con el objetivo de dar un fuerte impacto a la aparición de Ikki. El nombre de Shun procede de un centelleo de estrellas, mientras que el nombre de Ikki es el nombre del hombre que más brilla.

Los NiOu aparecen frecuentemente en manga y anime, como ejemplo el excelente manga “Hokuto no Ken”, de Tetsuo Hara y Buronson, que tanto influenció a Kurumada cuando creó Saint Seiya.

Tentativa de interpretación de las apariciones de Agyo

Tengamos en cuenta las escenas en las que tienen lugar las apariciones de Agyo, recapitulemos: aparece por primera vez cuando Ikki roba la armadura de Sagitario, la segunda en el regreso del caballero del Fénix (la imagen de Agyo es la misma que la primera vez), y la tercera vez en el combate contra el caballero de Oro de Virgo Shaka. En el manga, sólo aparece en el robo de la armadura de Sagitario.

Si se considera la versión del manga, uno puede preguntarse si la desaparición de la imagen de Agyo a partir del regreso de Ikki no simboliza su victoria sobre sus propios demonios, ya que sirve a Atenea a partir de ese momento.

En la versión animada, esta explicación sobre la primera aparición es quizás también válida, pero los guionistas utilizan entonces la imagen en los dos sentidos, ya que a partir del regreso de Ikki, es él quien va a derrotar a los demonios de los otros, en primer lugar salvando a su hermano del caballero de las Llamas, y luego en su combate contra Shaka...

En efecto, después de haber sufrido el Tesoro del Cielo del caballero de Oro de Virgo, Ikki hace estallar su cosmos y se ve la imagen de Agyo aparecer. Se puede pensar que eso simboliza la revelación a Shaka de su juicio erróneo sobre el Gran Patriarca...

FUENTE :

A to Z Photo Dictionary
JAPANESE BUDDHIST STATUARY
Gods, Goddesses, Shinto Kami, Creatures & Demons

ANEXO

Shaka y Fudō Myō-ō (también llamado Acala)

Cuando el misterio del aura de Ikki estaba aún latente, en la saga de Hades, apareció otra imagen de un ser misterioso junto al Buda cuando Shaka de Virgo se enfrenta a un grupo de espectros en el sexto templo zodiacal, en el momento que mostraba su rosario y ejecutaba la técnica Tenkûhaja Chimimôryô = "Supremacia Celestial de los Chimimoryo (espíritus de montañas y ríos) sobre el mal", para invocar a los espíritus. Imagen que muchos fans confundieron / asociaron con la de Ikki.

Fudōmyōō / Acalanatha. 不動明王 (kanji) (ふどうみょうおう) (kana) / अचलनाथ (sánscrito) “Fudo Myo-o (español) o también Acala.

Esta imagen corresponde Fudo Myo (不動明王, Fudo-Myoo), también conocido como "el inmóvil" (不 動, Fudō), según el budismo japonés, también denominado Acala (en sânscrito, अचलनाथ, Acalanatha Vidya Rāja (a), o "Señor Inacabable"), es un dios del budismo indo-tibetano (vajrayana), una de las figuras centrales del Budismo Zen o Budismo Japonés, una especie de rey-guerrero-demonio-deidad-sabio, responsable de la liberación de las dudas y los males, siendo conocido como uno de los 13 budas en Japón y como uno de los Cinco Reyes de la Luz y la Sabiduría (los Myo-o), y la deidad protectora de las artes marciales (para los practicantes de artes marciales su figura representa el mayor de todos los oponentes), que representa un espíritu calmado libre de agresividad, actúa como un guardián sagrado, el destructor de la ilusión y el protector del budismo.

Fudo-Myo es la deidad central en todos los grupos Myo, y en las pinturas generalmente es colocado en el centro. Es la personificación de Dainichi Nyorai y el más conocido de los Myo, especialmente venerado por el budismo esotérico Shingon.

Fudo convierte la ira y la furia en salvación; tiene una expresión furiosa y trata de guiar a las personas a aceptar las enseñanzas de Dainichi Nyorai. Él lleva a "Kurikara" (la espada subyugadora de demonios) en la mano derecha (representando a la sabiduría venciendo a la ignorancia); y una cuerda en la mano izquierda (para capturar y atar a los demonios); a menudo tiene un tercer ojo en la frente (ojo que todo lo ve); aparece por lo general sentado o de pie sobre una roca (pues Fudô es inmóvil en su fe).

Fudo es una de las 13 deidades / divinidades (Jobutsu) y preside los rituales conmemorativos (a los antepasados) que generalmente se realizan a los 7 días después de la desincorporación de alguien.

Myo es el término japonés para la palabra sánscrita "Vidyaraja", un grupo de deidades que se presentan como guerreros enojados, conocidos como Reyes Mantra, los reyes de la sabiduría. Las estatuas de Myo parecen feroces y amenazantes, con posturas intimidatorias y expresiones diseñadas para subyugar / someter el mal y defender junto a los no creyentes a aceptar las enseñanzas budistas. Estas deidades representan la sabiduría luminiscente del budismo, protectores de las enseñanzas budistas, eliminan los obstáculos hacia la iluminación y fuerzan al mal a rendirse.

Fudo Myo-se asocia generalmente como una faceta guerrera de Buda.

Es la personificación de la faceta guerrera, salvaje y más enfurecida del Buda cósmico Vairocana, empuña una espada flamígera y está encargado de someter a los demonios y hacer caer en las llamas a los que no merecen la salvación, su papel es ayudar a todos los seres, mostrándoles las enseñanzas para aprender el autocontrol. Fudo convierte la ira y la furia en la salvación; es la expresión furiosa y trata de guiar a la gente a aceptar las enseñanzas de Dainichi Nyorai.

Apariencia y Características físicas de Fudo

Por lo general se lo representa sosteniendo a "Kurikara" (la espada subyugadora de demonios) en la mano derecha (representando la sabiduría venciendo a la ignorancia) y llevando una cuerda en la mano izquierda (para capturar y atar a los demonios). Ambos son objetos centrales de la disciplina que Fudo profesa y que son la salvación (soga) y el juicio (la espada), un Fudo que no porte estos objetos en cada una de sus manos no será un verdadero Fudo Myo-o (porque cabe señalar también que hay distintos Fudos, en total 5 con distintas características, objetos, elementos como se puede apreciar gráficamente en la siguiente imagen que fue sido incluida en uno de los DVD pack de Saint Seiya Omega).

Fudo tiene la piel de color azul ópalo, un rostro aterrador, largos y erizados cabellos, su expresión es amenazante, su sonrisa es un desagradable rictus que deja entrever dos hendiduras, su entrecejo está fuertemente fruncido, bizquea con su ojo izquierdo medio cerrado, mientras que el derecho está completamente abierto y es de color rojo (a menudo tiene un tercer ojo en la frente que todo lo ve), y está rodeado por llamas de color rojo anaranjado en la espalda, ese muro de fuego simboliza la puerta al infierno, siendo representado frecuentemente sentado o de pie sobre una roca (pues Fudô es inmóvil en su fe) para demostrar su inmovilidad (su inmovilidad se refiere a la habilidad de no ser movido por las ilusiones fenomenales y a pesar de su aspecto temible). Su cabello de color oro amarillo oscurecido tiene siete nudos y se peina hacia el lado izquierdo, un estilo frecuente en la iconografía budista. También con frecuencia es representado con dos colmillos sobresalientes, uno apunta hacia abajo y otra hacia arriba. Su traje indio está constituido por una capa roja estirada sobre su hombro derecho, dejando su pecho expuesto, exhibe brazaletes en ambos brazos y antebrazos.

Simbolismo de sus actitudes

El rostro en cólera tiene por objetivo poner en fuga a los enemigos de la verdad del Buda. El ojo derecho representa el Espíritu puro de la vacuidad, el poder de la voluntad que impone al ojo izquierdo (la mente), su ley y su dominación. Sus dos protuberantes colmillos están para romper los obstáculos del mundo físico y psicológico (dientes hacia arriba), o del mundo tosco (dientes hacia abajo), su boca cerrada sugiere el silencio de la doctrina oculta, y es también la imagen de la disolución del aliento (inspiración- expiración), símbolo del desequilibrio.

Fudo Myo-es la deidad central en todos los grupos Myo, generalmente es colocado en el centro. Es la personificación de Dainichi Nyorai y el más conocido de los Myo, especialmente venerado por el budismo esotérico Shingon.

Myô-ô significa: “el resplandor del conocimiento que destruye la oscuridad de la ignorancia“

Myo es un término japonés para la palabra sánscrita "Vidyaraja", un grupo de deidades que se presentan como guerreros enojados conocidos como Reyes Mantra, los Reyes de la Sabiduría. Las estatuas Myo parecen feroces y amenazantes, con posturas y expresiones diseñadas para someter al mal y defender a los no creyentes a aceptar la enseñanza budista. Estas deidades representan la sabiduría luminiscente del budismo, son protectores de las enseñanzas budistas y eliminan los obstáculos hacia la iluminación y fuerzan al mal a rendirse..

Myō-ō. 妙王 / 明王 (みょうおう) “Reyes de la Sabiduría”. Deidades protectoras asociadas por lo general con la secta japonesa budista de Shingon. También denominados Reyes Celestiales, están representados con expresiones y poses feroces, en su calidad de encargados de proteger la doctrina budista de pecados y amenazas. Cada uno de ellos luce en su frente un tercer ojo, y aparecen rodeados de llamas. Los cinco Reyes Celestiales, que son los cinco Myo-o más adorados y representados, fueron concebidos como agentes de los cinco Budas eternos 'autoconcebidos'. Conocidos en la India como Vidyaraja (Reyes del Conocimiento), los Myo-o fueron objeto de un culto importante sólo en Japón, en parte gracias a los adornados templos Shingon, y quizá también como consecuencia de su atractivo para las clases guerreras japonesas.

Un poco más sobre el budismo

El budismo es una filosofía o religión no teísta que abarca diversas tradiciones, creencias y prácticas generalmente basadas en las enseñanzas de Buda. Incluye escuelas como la Theravada, Zen, Tierra Pura y el budismo tibetano, que se extendió más por el Tíbet, China y Japón. Varias fuentes indican que el número de budistas en el mundo abarca entre 230 y 500 millones, siendo así la quinta religión más grande del mundo. Las escuelas budistas varían sobre la naturaleza exacta del camino de la liberación, la importancia y canonicidad de varias enseñanzas y, especialmente, sus prácticas.

Saint Seiya Omega: la espada KEN de Fudo Myo:
“espada flamígera para cercenar la cabeza del mal”

Así como Shaka es más Buda que Virgo, lo mismo sucede con el Gold Saint Fudo de Virgo de Saint Seiya Omega, quien es más la reencarnación de la deidad Fudo Myo. Como atributo mitológico tiene una espada (Omega rompe las reglas canon del manga clásico con el asunto de las armas) y también padece de Heterocromía, pues tiene los ojos de distinto color, siendo también una representación simbólica propia de la deidad Fudo Myo-o.

Sobre los "predecesores" Gold Saints de Virgo es importante decir que tanto Asmita, Shijima y sobretodo Shaka (que es en realidad la base para la creación de todos los demás virgos en el universo de Saint Seiya) representan una especie de budismo "total" o generalizado ya que se apoyan siempre en la figura central del budismo, que es obviamente Buda, no obstante, ninguna de las versiones ha sabido determinar a qué rama budista o cual es la disciplina que practica el personaje.

Comentarios a este Artículo

Podéis escribirle a su autor... Dayton (España)

¿Quieres añadir alguna cosa al artículo?, escribe un e-mail al webmaster... todas aquellas opiniones, información complementaria, críticas constructivas, rectificaciones etc... que nos enviéis y consideremos pertinentes o de interés serán añadidos al final del texto, para que todos los visitantes puedan leerlas, dando todo el crédito a su autor.

Tauro Aldebarán (España)