SIDESTORIES

(Tiempo de promesas)

CD SHONENKI '97: EL DRAMA DEL TENKAI

En 1997 fue realizado por Toei un cd con el título "Shonenki", que en japonés significa "narración de un muchacho", salió a la venta el 21 de enero de 1997. Este CD contiene seis temas, dos eran las versiones en inglés de algunos temas de Los Caballeros, tres canciones nuevas (en inglés) y por último el Do Cvidanja (Time of Promises), esa es la particularidad de este cd, no contiene soundtracks de la serie de los caballeros, sino más o menos 25-27 minutos de drama, diálogos con fondo musical, en el podemos oír una conversación de los cinco Caballeros de Bronce, además de Atenea, Miho y Shunrei entre otros personajes. Esto está situado justo después de la batalla contra Hades, los Caballeros hablan sobre futuras batallas y de que una posible guerra está cerca, por lo que durante mucho tiempo, se consideró a este Drama como el final de los caballeros del Zodiaco. Quien hace la narracion es Seiya.

Shonenki se basaba sobre una parte de la serie que aún no existía como manga y anime, apertura del Tenkai, la saga en la que los caballeros deberían enfrentarse a los dioses del Olimpo. Los diálogos contenidos en este cd hacen sumarialmente de puente entre el final de la saga de Hades y el inicio del Tenkai (aunque los acontecimientos que narra el cd han sido cancelados substancialmente por el film 5 Tenkai Overture, de todos modos este cd representa un punto importante para la saga de los caballeros porque indica la intención de Toei de no dejar caer las aventuras de los saints, en un año, 1997, en el que las OAV de Hades o la Overture al Tenkai no estaban ni siquiera en fase de proyecto. Veamos ahora en que consisten los detalles del drama del cd.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Después del terrible enfrentamiento en contra de Hades, Seiya y los demás Caballeros han sido enviados desde el Eliseo a la Tierra por Atenea. Yacen en el suelo inconscientes. Cuando despiertan se dan cuenta de que la paz ha vuelto a la Tierra.

Sin embargo, Saori ya no está con ellos. Atenea ya no tiene su cuerpo mortal, sino que ha pasado a ser una divinidad celeste. Sin ella sienten que su misión ha terminado, que la vida como Caballero ya no tiene sentido. Por lo tanto deciden separarse e irse cada uno por su lado, ya que se merecen descansar y no volver a luchar más. Hyoga, antes de partir hacia Siberia se despide de sus amigos:

-“Do Cvidanja” - Todos se dispersan.

Seiya se ha recuperado con rapidez de sus heridas y decide visitar el orfanato Hoshi no Ko Gakuen, que fue su hogar cuando era niño. Miho y los niños se alegran al ver a Seiya sin ningún daño. Seiya les promete que hará una fiesta para ellos.

Tras hablar con Miho, Seiya se va solo a pasear por la playa y durante unos instantes piensa en su vida pasada como Caballero de Atenea. Ahora aquel tiempo en que él fue el Caballero de Pegaso y las batallas que libró contra los dioses le parece un sueño muy lejano. Ya es tiempo de vivir como un muchacho normal, descansar y disfrutar de la paz.

Shun, que también se ha quedado a vivir en Japón, está buscando a su hermano Ikki. Como no consigue encontrarlo, Shun va a la playa a la que solían ir después de salir de la escuela y allí se encuentra con Seiya.

Juntos rememoran el duro entrenamiento que siguieron hasta convertirse en Caballeros de Atenea, sus combates contra sus compañeros en el Torneo Galáctico, la batalla contra los Caballeros de Oro en el Santuario, y más tarde, sin haberse recuperado todavía de sus heridas, ya estaban luchando de nuevo, esta vez contra Poseidón.

Shun de pronto se siente solo. Al escuchar la historia y rememorar Seiya su pasado, nota el cambio de su mirada y del tono de su voz. Shun no está seguro de si Seiya quiere seguir siendo el Caballero de Pegaso y eso le hace sentirse terriblemente solo. El Caballero de Andrómeda tuvo que obligarse a sí mismo a luchar contra su voluntad y a derrotar a muchos adversarios para encontrar a su hermano Ikki. Incluso, aunque mantener la paz en la Tierra era su destino, Shun tenía dudas sobre si lo que hacía era o no lo correcto. Durante los combates descubrió no sólo la fuerza de su hermano Ikki, sino también su bondad y generosidad. Y conoció a amigos como Seiya, Shiryu y Hyoga, a los que verdaderamente deseaba proteger.

Esa amistad había sido lo más valioso para Shun, y también para Seiya. Seiya nunca quiso ser un Caballero de Atenea tan sólo fue una manera para intentar encontrar a su hermana Seika. Pero cuando conoció a Shiryu su pensamiento cambió, comprendió que debía dar su vida por amigos como el Caballero del Dragón. Y fue por la amistad por lo que Seiya se enfrentó a dioses poderosos e hizo arder su cosmos hasta el infinito.

En las mentes de Seiya y Shun aún resuenan las palabras que Saori le dijo a Hades:

-“Cada ser humano tiene algo llamado Amor. Por ese Amor los humanos pueden ser infinitamente amables e infinitamente fuertes. El poder del Amor que habita en el fondo de sus corazones es la más poderosa de las fuerzas y nada podrá derrotarlo”.

Gracias a esas palabras se habían sentido orgullosos de ser Caballeros de Atenea.

Seiya le pregunta a Shun si sabe dónde está Ikki, pero éste le dice que no lo sabe pero que está seguro de que está bien. A continuación hablan de Shiryu y de Hyoga y se centran en las últimas palabras que el Caballero del Cisne les dijo antes de su partida. Seiya se encuentra apenado porque cree que no volverán a reunirse jamás, pero Shun le explica que “Do Cvidanja” no significa un adiós definitivo, significa “hasta pronto”, siente que algún día se encontrarán de nuevo...

De repente, observan un cambio en el cielo y sienten un cosmos poderoso y amenazante que sacude la Tierra. Una nueva batalla entre los dioses se acerca. Seiya se despide en su mente de Miho y de los niños a los que ha dejado preparando la fiesta. Shun y Seiya abandonan la playa y se marchan en busca de la estatua de Atenea.

Al mismo tiempo, en Siberia, Hyoga no puede desenterrar a su madre del glaciar en que Camus la había encerrado durante la Batalla de las Doce Casas. Y tras desatar un ataque tras otro contra el ataúd de hielo, se detiene y le da las gracias a su madre por la cruz del norte que le regaló cuando era niño y que le salvó la vida varias veces en batalla. Después, le promete que a partir de ahora intentarà alejarse lo menos posible de Siberia. Gracias a ella su corazón es cálido como el de Seiya a pesar de haberse forjado en el frío de Siberia.

-“Do Cvidanja, mamá” – Hyoga se despide para regresar a Japón, siente que ha llegado el momento de volver, pero promete regresar junto a ella.

En China, en la catarata de Rozan, Shiryu trata de superar su tristeza entrenando duramente. Shunrei le observa. El viejo maestro se ha ido para siempre, pero la fuerza de la amistad que nació entre Shiryu y Seiya durante su combate en el Torneo Galáctico le hace prometer que luchará por mantener la paz igual que lo hizo su maestro. De pronto siente que también él ha de volver a Japón y le dice a Shunrei que tendrá que cuidar ella del lugar ya que él regresa junto a Seiya.

Sorprendentemente los cuatro caballeros se reúnen de nuevo. Entonces aparece Ikki quien se une a ellos en la búsqueda de Atenea. Reunidos todos, alrededor de la estatua de la diosa, Saori se les aparece como una divinidad y les agradece todo lo que han hecho por ella. Aunque ella ya no esté entre los mortales, tendrán que seguir defendiendo la Tierra en su nombre de las fuerzas del Mal. Al no haber Caballeros de Oro ellos ocuparán su lugar vistiendo las armaduras de oro, por tanto serán los nuevos caballeros de Sagitario, Libra, Acuario, Virgo y Leo. Y su sangre hervirá de nuevo y arderá su cosmos.

Do Cvidanija = Hasta Pronto (en Ruso)

"Do Cvidanija"
(Hasta Luego).

 

traducido al español por Eduardo de Zeus (Mexico)

Voz: "Do Cvidanija", Tiempo de Promesas...

Shiryu:
Estás bien, Seiya?

Seiya:
...Shiryu.

Seiya:
Lo único que recuerdo es que estábamos protegiendo a Athena de Hades...

Shiryu:
Al parecer nos encontramos fuera del otro mundo... Ya no percibo el cosmos de los Santos Dorados...

Shun:
Miren! En el Cielo ya no se ve el eclipse del que nos habló Hades. Todo ha vuelto a la normalidad.

Ikki:
Al parecer Hades fue derrotado... Y finalmente Shun se ha liberado de él.

Shun:
Hermano...

Hyoga:
Muy bien, amigos yo me marcho, iré con mi madre. Ya no tenemos nada que hacer aquí, así que sugiero que cada quien siga su camino.

Seiya:
Hyoga..

Hyoga:
Así es Seiya, me marcho a mi tierra.

Seiya:
¿Te vas a siberia? Allí es donde esta tu madre, ella te espera

Hyoga:
Bien, me despido de todos amigos, Do Cvidanija! Seiya, nos vemos!

Seiya:
Hyoga..

Shun:
Hyoga..

Athena:
Ustedes son los santos de Athena, fueron capaces de enfrentarse hasta a los mismo Dioses, Seiya, Shiryu, Hyoga, Shun, Ikki...
El cosmos de Athena se irá con ustedes.

EL ORFANATO DE LA FUNDACION GRAUDE.

Akira:
Ay, me volvió a pegar!

Makoto:
Es el colmo, Akira llora por cualquier cosa.

Miho:
Ya fue suficiente, no le pegues más.

Makoto:
Pero hermanita, si no le hice nada...

Miho:
De todas formas los estaré vigilando...

Makoto:
No es posible que mi propia hermana me de la espalda.

Miho:
No lo tomes así, Makoto sólo hago lo correcto!

Seiya:
Por lo que veo, las cosas por acá siguen como siempre, no es así Miho?

Miho:
Eh? Seiya!

Niños:
Hermano Seiya!!

Seiya:
Que tal se han portado en el tiempo en que no estuve?

Niña:
Pues bien, pero la que no dejaba de hablar de ti era Miho..

Seiya:
Eh?

Miho:
Que cosas dices!

Makoto:
Eso es cierto, se ponía como tonta cada vez que te mencionaba..

Seiya:
Como tonta?

Niños:
jajajja

Niña:
Seiya, por que no vienes a jugar con nosotros? anda ven!!

Niños:
si, que juegue, que juegue

Seiya:
Miren, lo haré después entienden?

Miho:
Y que has hecho todo este tiempo Seiya?

Seiya:
Pues, la verdad es una larga historia...

Miho:
Después de que te marchaste con la tonta idea de ir a pelear nuevamente, ya no supe más de ti..
Estaba muy preocupada..

Seiya:
Miho..

Miho:
No entiendo por que te convertiste en un santo, si un santo esta expuesto a tantos peligros...

Seiya:
Veo que sigues sin aceptar lo que soy Miho..

Miho:
Pero ahora que has vuelto.. Estoy feliz.

Niños:
Pronto, ven con nosotros Seiya!

Niña:
Ya dile lo que sientes por el hermanita.

Miho:
De que hablas? ^_^U

Makoto:
Estoy seguro que Seiya tiene hambre, por que no lo invitamos a comer?

Seiya:
La verdad, si estoy hambriento.

Niña:
Lo sabía, jajajja, se te nota en la cara!

Seiya:
Bueno, es cierto, es cierto.

Miho:
Ahora mismo te prepararé tu platillo favorito! ustedes niños están de acuerdo en que se quede con nosotros?

Niños:
Siiiiiiii!!

Miho:
Bien, esta decidido te quedarás con nosotros.

Seiya:
Seguro, claro que si Miho.


LA PLAYA.

Seiya:
Es interesante y a la vez sorprendente descubrir lo que Miho siente por mí. Pero, no se si podría corresponderle..
Yo aún anhelo esas batallas que sostuve al lado de mis amigos...

Shun:
Pensando en voz alta Seiya?

Seiya:
Shun!

Shun:
Debo confesarte que a mi me pasa lo mismo, Seiya.

Seiya:
Extraño aquellos días en que combatíamos, en el fondo quisiera que nunca se hubieran terminado..

Shun:
Como Santo de Andrómeda odiaba combatir, pero ahora extraño eso más que nunca, al igual que a mi hermano..

Seiya:
A propósito de él Shun, ¿Donde esta Ikki? Después de que nos separamos no he sabido nada de él..

Shun:
Yo tampoco..

Seiya:
eh?

Shun:
Después de que nos separamos, Ikki estuvo conmigo un tiempo pero después desapareció sin decirme a donde iba.
Debi decir que aún recuerdo las batallas que sostuvimos entre nosotros, cuando te conocí a ti, a Shiryu y a Hyoga.

Seiya:
Ya veo, te entiendo.

Shun:
Recuerdas Seiya?

Seiya:
Claro, aún tengo fresco en mi memoria la batalla que sostuve en contra de Shiryu en el toreno Galáctico...

EL COLISEO DE LA FUNDACION.

Seiya:
Shiryu, ahora que nos hemos despojado de nuestras aramaduras somos sólo simples hombres..

Shiryu:
Seiya, mi deber es anunciarle a mi maestro que he vencido y que obtuve la armadura de oro. Ahhh!!

Seiya:
Hermana, no puedo perder la vida hasta encontrerte, debo derrotar a Shiryu para seguir adelante.
Elevate, elévate cosmos!

Shiryu:
Este es tu fin Seiya, Rozan Sho Ryu Ha!!

Seiya:
Ahora! es el moemento, Shiryu ha bajado la guardia.. Pegasus Ryu Sei Ken!!

Ambos:
Ahhh

Seiya:
Lo logré!! pude darle en su punto débil!

Shunrei:
Alto! Shiryu, Shiryuuu!!

DE REGRESO A LA PLAYA.

Seiya:
Cuando me iba a imaginar que Shiryu sería a partir de ese momento en que le salve la vida en mi mejor amigo.

Shun:
También recuerdo el momento en que mi hermano interrumpió el torneo..
El Ikki que vi no era para nada el que yo siempre había conocido..

EL COLISEO DE LA FUNDACION GRAUDE.

Shun:
Ikki, tu eres mi hermano Ikki..

Ikki:
Prepárate Shun!

Shiryu:
Cuidado!!

Seiya:
Cubrete Shun!

Shun:
Ahhhh!!

Seiya:
como hizo eso? Pudo alcanzarlo desde esa distancia!

Shiryu:
El ya no es el Ikki que conocemos, su estancia en el infierno lo ha cambiado, ahora es el Santo del Fénix, Ikki.

Shun:
No entiendo... ¿Por que me atacas? Tu no eres mi hermano, mi hermano era noble, el que esta fente a mi ahora esta lleno de odio.

Ikki:
Veo que sigues igual que siempre. no has cambiado en nada. Pero ya estoy harto de tus lágrimas!!
Serás el primero en morir!!

Shun:
Hermano..

Ikki:
Muere, Shun!¡Alas del Fénix!

Seiya:
Detente, Ikki!!

DE VUELTA A LA PLAYA.

Shun:
DEspués de eso mi hermano cambió. Tú, Shiryu, Hyoga y yo hicimos que su corazón volviera a sentir amor.

Seiya:
A partir de ahí fué de gran ayuda como aliado en las batallas que sostuvimos.

Shun:
Pienso que donde quiera que este debe encontrarse bien.

Seiya:
Shun.. Al mencionar a Ikki, no puedo evitar recordar la batalla que sostuvimos contra los santos negros para recuperar la armadura de oro.
Ni como a pesar de que yo estaba ya muriendo por el metroro negro del pegaso, tu fuiste capaz de intentar salvarme aún a costa de ser herido por la Andrómeda negra..

LAS LADERAS DEL MONTE FUJI.

Seiya:
shun! Suéltame, yo ya no tengo remedio no pierdas el tiempo en mí..

Shun:
Cómo dices eso? Yo voy a intentar salvarte mientras haya un rayo de esperanza.

Seiya:
Recuerda que tu deber es recuperar la armadura, no podemos dejarla en manos de los santos negros. Haré algo mejor, me voy a soltar..

Shun:
Seiya, entiendo. Derrotaré a este enemigo y después te salvaré.. Enciéndete cosmos!! ataca cadena de Andrómeda!! Cadena Nebular!!
Lo conseguí Seiya! Ya voy, aguanta.

DE NUEVO EN LA PLAYA.

Seiya:
La batalla con los santos dorados, Poseidón y Hades. Todas esas batallas nos dejaron grandes enseñanzas. Nuestro cosmos y la unión de nuestra amistad logró sacarnos adelante.

Seiya:
Seiya, recuerdas lo que le dijo Athena a Hades durante la batalla?

Seiya:
Claro que lo recuerdo, Athena le dijo que nosotros los santos lo detendríamos por que el poder de nuestro corazon estaba lleno de amor.

LOS CAMPOS ELISEOS.

Athena:
No podrás vencerlos, por que su cosmos esta lleno de amor, el amor es el más grande poder que existe. Ni los mismos dioses conocen o alcanzan tal poder.

DE REGRESO A LA PLAYA.

Shun:
Seiya, creo que nos dió a entender que todos somos capaces de lograr lo que queramos siempre y cuando no nos rindamos.

Seiya:
Ahora que lo mencionas, aún recuerdo las últimas palabras que nos dijo Hyoga. También el perdió a Camus así como Shiryu a Dohko. Creo que dijo: Bien, me despido de todos amigos, Do Cvidanija! Seiya, nos vemos!
Hyoga nos dió a entender que esa sería la última vez que nos veríamos. Nos dijo adiós para siempre.

Hyoga:
Bien, me despido de todos amigos, Do Cvidanija! Seiya, nos vemos!

Shun:
Yo creo que no es así. Lo que dijo Hyoga fue un "Hasta luego". La palabra "Do Cvidanija" también se interpreta como "hasta luego".

Seiya:
Entonces el trato de decirnos hasta luego y no adiós...

SIBERIA.

Hyoga:
Al llegar a Siberia no puedo evitar recordar la batalla que sostuve contra mi maestro, el santo dorado de Acuario, Camus.
La batalla en las 12 casas...
No puedo dejar de intentar tratar de romper el glaciar donde esta enterrada mi madre, arde comos...
Polvo de Diamante!!
Kyaaaaaa!!
No logro hacerle nada a la gruesa capa de hielo.
Madre, no desansaré hasta liberarte, kyaaaa!!
Lo siento, madre. No he sido capaz de lograrlo..
Ahora lo unico que me queda de ti es este rosario..
Me voy madre, ya no tengo nada que hacer aquí..

LOS CINCO PICOS.

Shunrei:
El santuario ha quedado en el pasado Shiryu, aunque aún se siente la ausencia del maestro aquí en Rozan..

Shiryu:
Yo pensé que sería sencillo vivir en paz en este lugar, pero me doy cuenta de que esta no es mi sitio..
Lo intenté, pero no pude soy un santo de Athena..
El maestro también fue un defensor de Athena...

Shunrei:
Pero a pesar de ser un Santo de Athena, el maestro disfrutaba de este lugar. Y ahora tu Shiryu has quedado al cuidado de este sitio sagrado..

Shiryu:
Shun? ¿Que es este cosmos que siento?.. viene en dirección del Oriente...
Creo que ha llegado el momento de regresar a Japón..
Dohko de Libra, mi maestro, no puedo ya seguir negando mi naturaleza.. Soy un Santo de Athena!!
Asciende dragón al cielo, La Furia del Dragón!!
Eh? He vuelto a sentir ese cosmos..

LA PLAYA.

Shun:
Seiya?

Seiya:
Ah, que este cosmos? Es un cosmos gigantesco. De donde vendrá?

Shun:
Al parecer no es del Santuario.. debe de ser de... Seiya!!

SIBERIA.

Hyoga:
Madre, no he logrado liberarte, así que me marcho, ya no tengo nada que hacer aquí.Nunca te olvidaré.. Hasta luego madre..

LOS CINCO PICOS.

Shiryu:
Debo regresar a Oriente, ahora que los 12 santos dorados no están debo de ver por los demás. Mi maestro era uno de ellos, Dohko de Libra.

Shunrei:
Ve sin preocupaciones Shiryu, yo me quedaré aquí en los cinco picos cuidando.

Shiryu:
Debo seguir el rastro del cosmos que sentí y seguramente me llevará a mi destino. Hasta pronto mi dulce Shunrei..

EL ORFANATO DE LA FUNDACION GRAUDE.

Niños:
haciendo escándalo..

Miho:
Bueno, ya fue suficiente, comportense!

Akira:
Y cuando vendrá Seiya de nuevo?

Miho:
Estoy segura que vendrá por aquí muy pronto.

Niña:
Si, ya quiero ver la cara de tonta que pondrá Miho cuando lo vea llegar, jeje.

Miho:
Con ustedes no se puede!

Niños:
haciendo escándalo.

(desde afuera, vindo por la ventana).
Seiya:
Miho, disculpa que no me quede con ustedes, pero tengo una responsabilidad que cumplir..
Así que disculpenme, pero debo despedirme.. Adiós..

Shun:
Seiya..

Seiya:
Bueno, Shun no hay tiempo que perder. Athena nos espera!!

Shun:
Seiya.

(empiezan a correr)
Seiya:
Saori!!

Shun:
Athena!!

Shiryu:
A donde tan aprisa, Seiya, Shun?

Seiya:
Shiryu!!

Shun:
Shiryu, cuando regresaste?

Shiryu:
Ahora que ya no hay Santos Dorados, ya no hay quien proteja el Santuario.
Hay que preguntarle a Athena que debemos hacer..

Seiya:
Me alegra verte Shiryu!

Todos:
jajajajaja.

Shun:
Ahora sólo faltan Hyoga y mi hermano Ikki.

Hyoga:
A quien andaban esperando, Seiya, Shiryu, Shun? Apenas acabo de llegar de Siberia.

Seiya:
Hyoga!

Hyoga:
Sólo que no he llegado sólo, un pájaro llegó conmigo.. Creo que es un Fénix..

Ikki:
Como siempre con tus comentarios fuera de lugar, no pueden dejarme fuera de la jugada.

Seiya:
ikki!

Shun:
Hermano!

Athena:
Seiya, por acá..

Seiya:
Saori!

Shun:
Athena!

Athena:
Los estaba esperando, quiero decirles que ahora que han derrotado a Poseidón y Hades no deben distraerse, pues aún puede surgir el mal
en muchas partes..
Deben seguir combatiendo al mal donde quiera que aparezca, en mi nombre...
Recuerden que ahora que ya no hay santos dorados, ustedes serán los encargados de proteger y velar por la humanidad.
Devolviéndoles la esperanza a aquellos que la han perdido. Son los Santos de Athena..

Seiya:
Saori!

Shun:
Athena!

Todos:
Athena!

Seiya:
Bien, entonces lo haremos!

Shiryu:
claro, pelearemos en su nombre!

Hyoga:
Por supuesto! Juramos hacerlo según sus deseos!

Todos:
Por la voluntad de Athena!!

FIN