ESCENARIOS
 
OLIMPO

SANTUARIO ATENEA

ASGARD
IMPERIO SUBMARINO

Mitología griega
La leyenda de la Atlántida
Los 7 Pilares oceánicos

INFRAMUNDO

[ JAMIR I CINCO PICOS I SIBERIA I ISLA ANDROMEDA I ISLA REINA MUERTE ]
[ ISLA ESPECTRO I COLISEO I MANSION KIDO I CASTILLO HEINSTEIN ]
[ TORRE 108 MASEI I SANTUARIO ERIS I SANTUARIO ABEL I SANTUARIO LUCIFER ]
[ LEMURIA I SANTUARIO ARTEMIS I LABERINTO CRONOS I BLUEGRAD I OTROS ]

 


LOS INFIERNOS DE LA DIVINA COMEDIA Y EL MEIKAI DE SAINT SEIYA

 

 

 

Fuente : LE SCRIBE DU SANCTUAIRE
web francesa de dosieres y artículos sobre Saint Seiya

Artículo original "Les Enfers : de la Divine Comédie à Saint Seiya"
autoría de Vincent, sans pseudo (Francia)

...traducido y adaptado al castellano para los fans de habla hispana
por Alejandro (Argentina)

SUMARIO

Introducción
LA DIVINA COMEDIA, Dante Alighieri
EL INFIERNO EN LA DIVINA COMEDIA
- Ilustraciones de Paul Gustave Doré

Introducción

Makai
魔界 - makai, literalmente: 魔: Mal, maléfico, 界: mundo

Este es el mundo en el que Lucifer fue encerrado, y donde se encuentran las almas de Eris, Abel y Poseidón después de su derrota en la continuidad de los films. En la continuidad del manga y de la teleserie, el alma de Poseidón está por contra sellada por Atenea en una urna sagrada.

Los infiernos cristianos parecen ser una combinación de la idea judía de Gehinnom, donde se arde eternamente, y del Hades, donde hay un castigo eterno. De hecho, la palabra griega para designar el infierno en el nuevo testamento es a menudo Hades. El libro de la revelación indica que aquellos cuyo nombre no se encuentra escrito en el libro de la vida seran lanzados al lago del fuego.

De hecho, la muerte y Hades mismo son lanzados en el lago del fuego al final. Además de estos textos, el poeta Dante embelleció la noción cristiana del infierno en su obra póstuma Inferno. Como podríes comprobar en la sección Meikai, el Hades de Saint Seiya está inspirado en el infierno de "La Divina Comedia" de Dante Alghieri y presenta algunas diferencias con este, aqui podríes conocer la visión del Infierno del poeta florentino.

LA DIVINA COMEDIA, Dante Alighieri

Dante (1265-1321) nación en Florencia en una família de la pequeña nobleza y vivió un tiempo en Bolonia, donde estudió. Fue testigo de luchas internas que sacudieron la sociedad italiana de la época, entre guelfos, seguidores de la autoridad papal, y los gibelinos, que sostenían contrariamente la autoridad del santo imperio romano germánico. Dante se alineó con los guelfos, pero estos se escindieron después en guelfos blancos y negros, dos mitades, una facción moderada y otra más radical, Dante fue moderado. Participó en la vida política y administrativa de su ciudad natal Florencia, pero sus elecciones políticas le costaron más tarde el exilio definitivo de la ciudad cuando los guelfos negros tomaron el control de la ciudad, se instalaría en varias ciudades como Verona. Dante se unirá a la causa de los gibelinos y hará todo lo posible para cesar las rivalidades en Italia y promover la separación entre Iglesia y Estado. Escribió incluso un tratado político : La monarchia (la Monarquia universal). Murió en Ravennes en 1321.

Seguramente fue durante sus largos años de exilio, entre 1304 y 1321, cuando escribió su obra principal, "La Divina Comedia", (cuyo adjetivo divino fue añadido más tarde), poema sagrado subdividido en 100 cantos repartidos en 3 partes de 34, 33 y 33 cantos.En sus orígenes la obra era únicamente conocida como La Comedia, hasta que en el año 1555 el adjetivo “divina” fue aplicado al título del poema, convirtiendo la obra en La Divina Comedia. Es una obra dantesca (de ahi viene la expresión usada aun hoy en día) de 3 grandes capítulos o secciones: "El Infierno", "El Purgatorio" y "El Paraíso". La acabó poco antes de su muerte.

La obra fue comenzada en el año 1307 y terminada momentos antes de la muerte del poeta. El Infierno fue escrito en Verona durante su estancia allí hacia los años 1312-1318. En Rávena escribió las frases finales del Paraíso. Para la publicación de la Divina Comedia, Dante ya era aclamado en la Toscana como el más grande poeta. La idea que tenía Dante con esta obra, era hacer el mundo de su poema un espejo del mundo del Dios cristiano de su era.

La divina comedia está escrita en un admirable estilo, y a su vez en primera persona. En ella el autor describe su paso por estos tres mundos de la mano del poeta Virgilio en los dos primeros, y en el Paraíso, junto a su amor platónico; Beatrice. Todas están dividas en cantos. El infierno está dividido en 34 cantos. Este extenso poema está escrito en rima, se utilizan metáforas, ironías y comparaciones. Su obra fue traducida a 25 idiomas diferentes. El Género literario de la Divina Comedia se podría catalogar como una epopeya. En ella Dante plasma las convicciones morales y filosóficas de la Edad Media junto a algunas ideas renacentistas. Esta obra también se puede entender como un recorrido por lo espiritual.

Dante se pone en escena a él mismo en esta odisea junto a otros personajes célebres que jalonan su recorrido. Será ayudado por el poeta griego antiguo Virgilio y Beatriz, una mujer que amó pero que murió muy joven. Cuenta un viaje imaginario que efectúa él mismo, guiado por Virgilio, a través de los Infiernos, lugar donde encuentra un buen número de bestias y personajes mitológicos célebres. La obra acaba con la descripción del Paraíso, hasta el cual el poeta es conducido por la dulce Beatrix, que lo lleva ante Dios.

Dante se basó en la mitología griega y en la religión católica, dándole así una combinación muy buena a la narración. La obra es una especie de sátira de la sociedad de su época y es el pretexto para explicar su encuentro con personajes históricos reales, que encarnan virtudes, a las que rinde homenaje, así como faltas graves, de las cuales describe el castigo. La obra es ante todo la expresión del humanismo cristiano de esta época, y puede leerse a varios niveles, desde un punto de vista religioso, bajo la influencia de la fe cristiana, a pesar de todos los añadidos de la mitología griega, pero también como tabla moral que enumera los diversos crímenes y méritos en la sociedad. Se puede decir que es una obra cuyo objetivo parece ser era el de dar una visión, bajo una forma teológica y poética, de la vida humana, de su búsqueda de la felicidad y de su recorrido por el otro mundo en el que debía expiar sus pecados, hacer penitencia y alcanzar el paraiso.

Dante usará el texto como pretexto para dar a conocer y exponer sus teorías sobre Dios, la política y la condición humana, aspectos que Kurumada no explotará evidentemente... o a su manera. El viaje de Dante tiene lugar en el año 1300 durante la semana santa.

Dante se inspiró en la Etica de Aristóteles, de los 7 pecados capitales, y en lo que se refiere a la geografia de los infiernos, de la concepción astronómica de la Tierra de la época : una tierra separada en 2 hemisferios, el hemisferio norte con el centro en Jerusalem, y el hemisferio sur con las antípodas de Jerusalem en el centro, el purgatorio. En el centro de gravedad del mundo se encuentra Dite, el ángel del mal. Y Dios se encuentra en el Empyreo, en la rosa mística, el más vasto de los cielos. Cada cielo está asociado con un planeta y cada uno envuelve a la Tierra.

A lo largo de la historia posterior a la vida de Dante, diversos autores decidieron rendirle culto a su figura y a su obra, la mayoría mediante la pintura, expresando así su sentimiento hacia esa magnífica obra. Algunas de las obras representan algún pasaje de la Divina Comedia, otras simplemente a su autor, pero sin duda alguna, todas rinden un culto especial a su persona y a su fantástica obra.

Como podréis constatar Kurumada se inspiró ampliamente en la visión del más allá de Dante, principalmente en la concepción de su Meikai (Elysion no retoma la visión de Dante), así como determinados personajes como Minos, Caronte o Phlegyas. Esta obra mayor no sólo ha inspirado a Kurumada sinó a muchos artistas, pintores como Botticelli, Michelange, Delacroix, y compositores como Listz y su "sinfonía Dante".

El Hades de Dante Alighieri es una especie de Agujero creado en la tierra por la caída de Lucifer, de esta manera el Infierno se divide en círculos concéntricos que disminuían de tamaño cada vez que se adentraran más en ellos, de este modo todos los ríos corrían monte abajo para que desagüen en el mismo río, el Lethe, que desembocaba en los Campos Elíseos. En Saint Seiya no es perceptible el mismo hecho, pero tampoco es posible afirmar que sea un mundo “plano”, por así decirlo.

Asimismo, los varios círculos que dividen el infierno de Dante se dividen en fosas, y se corresponderían en líneas generales a la parte esencial del Meikai en Saint Seiya, las famosas "prisiones" que van a cruzar los santos de Atenea en las OAV. El purgatorio (dónde se lanzan a los que cometieron los más abobinables pecados) correspondería más bien en Saint Seiya a las famosas "esferas" finales: Caïa, cuyo nombre viene de Caïn, Tolomea, Antenora, y Giudeca (Judaïca según Dante, lugar donde cayó Judas según el poeta italiano) finalmente, el Paraíso, que corresponde a los campos eliseos de la mitología griega, (o más tarde a las islas del bienaventurados) pasa a ser Elision en Saint Seiya..

En la obra de Dante son 9 Circulos Infernales y en el manga de Kurumada se habla de 8 prisiones, porque el mangaka quitó el primero, aqui tenéis un breve descriptivo de cada uno ....

EL INFIERNO EN LA DIVINA COMEDIA
Por Dante Alighieri (edición de finales de 1.800)

Ilustraciones de Paul Gustave Doré

En su segundo libro, titulado simplemente "Inferno," Dante Alighieri describe con gran detalle su recorrido imaginario por los nueve niveles del infierno. La obra de Dante es una lectura fascinante. El Infierno esta dividido en 2 partes : el Alto Infierno, compuesto de 5 Círculos, y el Bajo Infierno, compuesto de 4 Círculos, 10 Fosas y 4 subdivisiones. Asimismo, el Infierno está subdividido en 9 círculos concéntricos, cuanto más se hunden en el centro los viajeros y protagonistas de la novela, Dante y Virgilio, más crueldad se hace presente.

LA DIVINA COMEDIA, Argumento

Dante inicia su viaje al infierno a mitad del camino de su vida, a la edad de 35 años, el Viernes Santo del año 1300, y recorrió todos los círculos en 24 horas. El infierno que nos describe tiene forma de embudo dividido a su vez en nueve círculos decrecientes, los primeros 5 forman el alto infierno y los 4 últimos forman el bajo infierno (este último infierno es una ciudad con mezquitas rojas cercada por murallas de hierro), estos se van haciendo más y más pequeños, formando círculos contínuos y concéntricos hasta el centro de la tierra. En el ápice del embudo se encuentra Lucifer. Dante recorre estos círculos en 24 horas, a pesar que parece que estuvo ahí un buen tiempo, en incluso se hace mención, en alguna parte del libro, que su viaje dura más tiempo. Dante es guiado por su maestro Virgilio, enviado por su amada Beatriz para ayudarle, que le pide el favor a Virgilio de que se convierta en su guía por el paso del infierno, purgatorio y cielo. Dante acepta la ayuda de Virgilio y toma la decisión de hacer el viaje con él. La comunicación con el Purgatorio se produce mediante una grieta en la roca de las aguas del Leteo. Cada círculo es un espacio diferente donde se albergan distintas culpas o penas, que son el alma vital de cada espacio.

INTRODUCCIÓN. Demonio Jefe. La Selva. Desorientación de Dante. Encuentro con Virgilio. Dudas de Dante. Razón del viaje explicada por Virgilio.

I Y II:

La Montaña Luminosa, las 3 Fieras (guepardo, león, loba)

Dante se encuentra perdido y confundido en una selva oscura, que describe como un bosque sin vida, lleno de oscuridad y de suspenso. Camina hacia el oeste pero tres fieras le impiden el camino y lo echan hacia atrás, una pantera (lujuria), una loba (avaricia) y un león (soberbia y ambición) que dan inicio a su recorrido, ya que en ese momento aparece su maestro Virgilio y lo ayuda a superar el peligro del bosque, invitándolo a avanzar por otro camino.

Dante entra en esta selva de confusión y muerte por abandono del buen camino, es decir como arrastrado por las circunstancias. El viajero logra escapar de la muerte del alma, fuera de la selva, comienza el difícil ascenso de la ladera del monte, hasta el encuentro de la pantera que le impide el paso, la pantera simboliza el deseo y placer, el león simboliza la ira y la loba la avaricia.

La loba es el enemigo definitivo. Virgilio no se puede enfrentar a la loba y la mejor manera de vencerla es cambiar de camino, por lo cual hay que pasar por el infierno. Virgilio describe a Dante las tres etapas del camino: el Infierno, el Purgatorio y el Paraíso, donde se encuentra Beatriz. Dante se refiere al camino que va a forjar como “guerra”, porque debe mirar todas las miserias humanas sin apiadarse de lo criminales aunque Dante siempre mostrara una actitud piadosa con los vicios individuales, pero nunca tolerara los actos de maldad contra el prójimo.

Dante y Virgilio recorren el bosque lleno de pozos, despeñaderos, pantanos y demás. Entonces entran al primer círculo del infierno, donde Dante observará y describirá muchos aspectos y características del mundo infernal. Virgilio le muestra cada uno de los círculos del infierno, ya que él conocía muy bien y que tipo de almas son las que caen en cada uno. Dante se topa con muchos genios, poetas, filósofos, etc. Y se siente entusiasmado por ver a muchos de sus maestros, pero a la vez, también se encuentra con muchos seres desagradables.

ALTO INFIERNO. VESTÍBULO Y PUERTA. Carón. Los inútiles y egoístas. Travesía del río Aqueronte en la barca de Carón.

PRIMERO. Limbo de los dos bautizados y del mundo antiguo.

III Y IV:

Vestíbulo : "angeles neutros" y cobardes

- Dante y Virgilio llegan a la puerta de los Infiernos, que contiene la inscripción :

“ Por mí se va a la ciudad del llanto;”
“Por mí se va al dolor eterno;”
“Por mí se va a la condenada raza;”
“La justicia animó a mi Sublime Arquitecto;”
“Me levantó la divina Potestad, la suprema Sabiduría y el Primer Amor.”
“Antes de mí no hubo nada creado, a excepción de lo inmortal;”
“Y yo duro eternamente.”
“¡Oh vosotros los que entráis, abandonad toda esperanza!

Llegada a la puerta del infierno, en el vestíbulo de ingreso se encuentran los inútiles e indolentes.

El paso del río Aqueronte, un río guardado por Caronte, el pasador de fronteras, que separa el vestíbulo del primer círculo.

Ante al rio Aqueronte, Virgilio le cuenta el tránsito de las almas. De repente suena un terrible trueno y Dante se desmaya, recuperado ya se encuentra al borde del primer círculo o limbo de los no cristianos, es decir los que no están bautizados.

Alto Infierno : En las afueras de la ciudad de Dité (Pecados de incontinencia) :

I. el Infierno

El canto III termina con la descripción de Virgilio de los que llegan al Infierno, aquí se encuentra con los grandes poetas de la antigüedad como Homero, Ovidio y Lucano.

Llega al castillo que se compone de siete muros y siete puertas esto es interpretado de varias maneras según los autores, unos dicen que representan las cuatro virtudes morales: justicia, fortaleza, templanza y prudencia; y las tres espirituales: fe, esperanza y caridad. Para otros es la representación de las siete artes liberales: el Trivium de gramática, lógica y retórica, el cuatrivium de aritmética, geometría, música y astronomía.

Dante sigue su propio orden y si antes puso primero a los poetas, ahora pone a los héroes y hombres de acción que funda la civilización y el imperio. Comienza con Troya: Electra, Zeus, Eneas, Héctor, Cesar, Lucio Junio Bruto fundador de la republica romano etc.

Ahora viene con los filósofos: Aristóteles, Sócrates, Platón, Heraclito, Zenón etc. Siguen los hombres prácticos como Dioscorides, Séneca, Hipócrates y Galeno.

Esta lista es una verdadera declaracion de principios: es su manera de honrar a todos los que ama, venera y respeta como maestros y ejemplos de una humanidad inteligente y virtuosa.

Círculo Infernal 1: Los Limbos
Allí están los no bautizados. Este espacio lo conforma un castillo rodeado de siete muros, llamado la Mansión de los Justos. Agrupa a las personas sin esperanza. Las almas virtuosas e inocentes de los que no pudieron recibir el bautismo conocen suspiros y penas sin tormento, lugar donde van los niños que morian antes de ser bautizados y los hombres que habian vivido antes de Cristo.

En el primer círculo, el Limbo, Dante reconoce y ve a las personas que no están bautizadas, también conoce a muchos filósofos y sabios poetas del mundo antiguo que se encuentran en esta parte del infierno, aquí Dante conoce el Aqueronte (río del infierno), al barquero Caronte, con el cual tienen una pequeña disputa, en el curso de la cual Virgilio, con su toque de magia que se le reconoce, lo hace calmar, también Virgilio le comenta que ya han sido sacados se ahí el rey David, Noé, Abel y Raquel.

Círculo Infernal 2: Tribunal
Acoge a los culpables de lujuria y los pecadores que usan el amor en beneficio propio, que son azotados y maltratados por un torbellino incesante de aire negro que los agobia en la soledad absoluta por la eternidad.

En el segundo círculo predominan los lujuriosos y personas que pecan utilizando el amor para bienes propios. Aquí aparece Minos que era el antiguo rey de Creta, es el juez de los muertos pecadores y distribuidor de las almas, presidía el infierno, dictaba sentencia a los condenados con los giros de su cola, señalando a que círculo debería de ir, también encuentra a muchos reyes que fueron lujuriosos y a la vez utilizaron el amor para sacar provecho, como Cleopatra.

Círculo Infernal 3:
Los glotones soberbios y envidiosos son azotados por una fuerte lluvia helada (La Tormenta) y ...

desollados por el perro Cerebro de tres cabezas (Cancerbero) guardián del infierno.

El tercer círculo está lleno de soberbios y envidiosos, dice Dante que es el lugar de lluvia eterna, maldita y fría. Aquí aparece Cerbero que es un perro de tres cabezas que simbolizan a la voracidad insaciable, lo describe con barba grasienta y negra, el cual es calmado por Virgilio, también Dante se topa con Ciacco, el cual dice estar ahí por la insaciable gula, pero dice haber vivido en la ciudad de Dante, Florencia, y le pide a Dante que limpie su reputación allá arriba y que busque a algunos amigos que se encuentran todavía en lo más profundo del infierno.

Círculo Infernal 4:
Los avaros, derrochadores y los pródigos circulan chocando y mofándose unos de otros, arrastran enormes pesos. Además, clérigos, papas y cardenales están cubiertos por aguas oscuras formando un manantial.

En el cuarto circulo Dante se mezcla con avaros y pródigos, lo preside el gran enemigo de la humanidad, el rey de la riqueza, Pluto, entre ellos mismos hay choques y peleas. También aquí aparecen los papas y cardenales que con el dinero de la iglesia se hicieron avaros, se encuentran bajo un manantial de aguas obscuras, un pantano.

Círculo Infernal 5: El pantano negro del rio Estige (Styx), Flegias, las Erinias.
Tras atravesar el río Estigia se llega al pantano. Lugar donde los iracundos, coléricos, rencorosos y melancólicos, culpables de ira, envidia y soberbia, se hunden en el fango y de la rabia se destrozan entre ellos arrancándose la piel con sus dientes.

... otros se ahogan en el fondo del pantano oscuro, que atraviesa la barca de Flegias.

En el quinto círculo están los orgullosos, los herejes, los libres pensadores y materialistas. Aquí se encuentra la ciudad amurallada de Dite (Plutón) rodeada de una laguna de aguas espesas de gran hedor y fetidez, la entrada de la ciudad está cerrada por una puerta de hierro. Aquí se encuentra con las feroces Erinias, que buscan cobrar venganza con Dante y Virgilio, evocando a Medusa, para que los convirtiera en piedra.

Círculo Infernal 6:
Los herejes, los ateos y epicúreos son quemados en tumbas, hacinados unos con otros y sobre grandes llamaradas.

En el sexto círculo Dante observa como los herejes están en sepulcros de fuego como en un tipo de castigo (ya se encuentra en la ciudad de Dite), Dante es informado por Farinata de los infortunios y desdenes que tendrá durante su recorrido, pero su maestro Virgilio estará ahí para guiarlo.

Círculo Infernal 7:
Está custodiado por el Minotauro. Aquí los violentos son castigados (pero también los suicidas violentos contra si mismos y los violentos contra Dios). Este circulo está distribuido en 3 subdivisiones, tres círculos llenos de piedra y rodeados por un río inmenso de sangre. En este espacio, cada círculo tiene una división propia en la que se recibe una pena particular:

Seno 1: las ruinas infernales y el Minotauro, el río de sangre Flegetonte.
Los violentos contra su prójimo que asesinaron hierven en un río de sangre, el Flegetonte y reciben las flechas de los centauros.

Seno 2: bosque de espinas
Los violentos contra sí mismos (suicidas) o sus bienes (pródigos o disipadores) son castigados siendo convertidos en árboles y matorrales frágiles que se rompen con cualquier cosa, rodeados por las arpias.

Seno 3: arenas, cascada del arroyo de sangre
A los violentos contra Dios que blasfemaron, la naturaleza y la sociedad se los castiga con arena caliente y lluvia de fuego.

Círculo Infernal 8:
Para los estafadores y fraudulentos. Comprende diez fosas o Malebolgias.

En el octavo círculo está Malebolgue (mala bolsa), nombre que Dante utiliza para nombrar este círculo, las 10 fosas contienen un determinado tipo de alma en cada una de ellas, Dante ve escenas horrorosas y tiene problemas para pasar, ya que está a punto de entrar al último círculo.

Malebolgia 1: Los rufianes y los seductores son castigados a látigo por los demonios.

Malebolgia 2: Los aduladores y los cortesanos son enterrados en inmundicia.
Malebolgia 3: Los simoníacos, que pecaron ejerciendo empleos sagrados, son enterrados cabeza abajo.
Malebolgia 4: Los falsos adivinos caminan con la cabeza girada hacia atrás.

Malebolgia 5: Los corruptos que trafican con la Justicia, son lanzados por los demonios a un lago de alquitrán hirviendo.

Malebolgia 6: Los hipócritas caminan contínuamente llevando pesadas mantas de plomo.

Malebolgia 7: Los ladrones son mordidos por las serpientes.

Malebolgia 8: Los consejeros y conspiradores son condenados a arder eternamente.

Malebolgia 9: Los escandalosos, cismáticos y herejes. Los que sembraron discordia son mutilados.

Malebolgia 10: Los charlatanes y falsarios se pudren y les salen llagas.

Círculo Infernal 9: El Cocyto helado
El infierno de hielo donde son lanzados los traidores. Comprende cuatro recintos o esferas. rodeado de gigantes. El pantano congelado del Cocyto.

En la entrada del noveno y último círculo, hay un pozo donde están los gigantes Ticio y Tifeo, los cuales lucharon en contra de Júpiter y fueron vencidos, sus masas brutales e inertes sepultadas en la tierra se confunden con torres. . Dante tiene una pelea con Bocca degli Abati, que era un florentino traidor de los güelfos. También se encuentra el constructor de la torre de Babel que impidió al mundo hablar la misma lengua. Dante y Virgilio se topan con Lucifer, el príncipe de las tinieblas. Éste es el peor de los círculos y el más temido ya que se describe a Lucifer con medio cuerpo fuera de la superficie glaciar y masticando a Judas.

Éste círculo se divide en 4 partes, que son:

Esfera 1, la Caina: Los traidores a sus parientes y familiares.
Esfera 2, la Antenora: Los traidores a su patria.
Esfera 3, la Plotomea: Los traidores a sus amigos y huéspedes.

Esfera 4, la Judesca (Judea): Los traidores a los dioses y a sus bienhechores.

Salida del Infierno

II. el Purgatorio

Al descender por lo nueve círculos del Infierno, Dante y Virgilio ascienden por una montaña conformada por nueve terrazas. Esta montaña es el inicio de una gran travesía hacia el cielo donde se purgan las penas. Esta montaña es una isla y tiene una puerta, en sus laderas se escalonan terrazas que significan los pecados mortales, y en su cumbre florece el Jardín del Edén.

Como su nombre indica, es el lugar donde los pecadores en busca de la redención purgan sus penas y cumplen su camino de cruz. El Purgatorio es una montaña que deben escalar, con 7 cornisas que representan los 7 pecados capitales.

Es el lugar de la esperanza para llegar a la tercera división del Infierno : El Paraiso

La Playa de la Isla del Purgatorio

El Antepurgatorio, la primera plataforma
1. Pie de la Montaña
2. Ascenso por el rellano o cornisa
El Valle de los Príncipes que descuidaron sus deberes alli se encuentran los negligentes

La Entrada o puerta del Purgatorio : Dante, al despertar de un sueño se encuentra en el tercer rellano de la montaña en el que se encuentra la puerta del Purgatorio vigilada por un ángel.

Cornisa o Círculo 1: Los soberbios y orgullosos son agobiados por grandes pesos.
Cornisa o Círculo 2: Los envidiosos. Tienen cosidos los ojos y están ciegos.
Cornisa o Círculo 3: Los iracundos (pecado de la ira) envueltos en una espesa nube de humo.
Cornisa o Círculo 4: Los acidiosos (pecado de la pereza), corren sin detenerse nunca.
Cornisa o Círculo 5: Los avaros y los pródigos.
Cornisa o Círculo 6: Los golosos (pecado de la gula) padecen hambre y sed ante alimentos que no pueden tocar.
Cornisa o Círculo 7: Los lujuriosos se hallan inmersos en el fuego.

El río del Lete, lugar de paso hacia el Paraíso

EL PARAISO

III. el Paraíso

En este espacio Dante se despide de Virgilio (La Sabiduría y La Poesía) y se encuentra con Beatriz, Beatrice (La Teología) quien le acompañará el resto del recorrido. El Paraíso es un lugar de felicidad insostenible donde reina la emoción, la luz y la música, al final del paraiso se encuentra la santísima trinidad ...

Es un lugar caracterizado por esferas celestes movidas por coros angelicales, producidos de los cuatro elementos básicos: aire, agua, tierra y fuego. El paraíso está formado por nueve cielos y la ciudad de Dios, cada uno de ellos es una esfera que rodea la tierra, los siete primeros eran los planetas conocidos, el octavo las constelaciones solares y estrellas fijas, y el noveno estaba determinado por un cielo cristalino que permanece inmóvil, donde se encuentra el Paraíso. Los primeros sietes cielos o esferas los simbolizan las 7 virtudes teologales que son parte de la exploración del paraíso a través de consideraciones morales y espirituales.

El Paraiso se compone de 9 cielos

Cielo 1: Cielo de Luna (fortaleza) - cambios y mutaciones
Las almas que no realizaron sus deseos. Beatriz explica la causa de las manchas de la Luna.

Cielo 2: Cielo de Mercurio (justicia) - honores y racionalizaciones
Espíritus activos y benefactores. Los que amaron la gloria humana. Beatriz explica el modo de satisfacer los votos que han sido rotos.

Cielo 3: Cielo de Venus (templanza) - el amor y los amantes
Las almas que fueron propensas al amor, donde están las almas de los enamorados. Carlos Martel manifiesta cómo puede nacer de un padre virtuoso un hijo vicioso.

Cielo 4: Cielo del Sol (prudencia) - los sabios y la inteligencia
Las almas de los sabios, doctores, los grandes teólogos y los fundadores de órdenes medievales. Santo Tomás de Aquino expone el orden con el que Dios creó el Universo.

Cielo 5: Cielo de Marte (fe) - los héroes y los mártires
Caballeros de Cristo. Las almas que combatieron por la fe.

Cielo 6: Cielo de Júpiter (esperanza) - los jueces y la justicia
Príncipes justos y sabios. Los justos y piadosos, donde se encuentran los que han administrado rectamente la justicia. Cacciaguida nombra a muchos de los espíritus que componen la cruz.

Cielo 7: Cielo de Saturno (caridad) - contemplación y cristalización
Los espíritus contemplativos, donde formando una escala ascendente, están los que se dedicaron a la vida contemplativa. Satira contra el lujo del clero en la época medieval.

Cielo 8: Cielo de las estrellas fijas - residencia de los Ángeles
El triunfo del Cristo y de la Virgen. Descenso de Jesucristo y la Virgen María al octavo cielo. Coronación de la Virgen María por el Arcángel Gabriel. Este cielo esta conformado por las constelaciones, maneja una escena netamente mística y doctrinal, donde se reúnen los esplendores del cielo y de la tierra.

Cielo 9: Cielo Cristalino
Dios y las jerarquias de ángeles. Llamado el Primer Móvil. Apóstrofe de San Pedro contra los malos eclesiásticos. Custodiado por nueve ángeles que giran en torno a un punto luminoso lejano se encuentra el paraíso Dantesco que simboliza la ciudad de Dios: la iglesia triunfante.

Cielo 10: Cielo Empíreo - la rosa eterna - visión de todo el paraíso - La Ciudad de Dios
Tribunal Celestial, Dios, ángeles y los bienaventurados.Triunfo de los ángeles y de los bienaventurados. Beatriz hace que Dante fije su atención en la ciudad de Dios.

LAS DIFERENCIAS

He aquí las principales diferencias entre la versión del Infierno de Dante y la de Kurumada.

1. Dante veía al Infierno como un lugar muy profundo, donde cada círculo era más profundo que el anterior. En Saint Seiya, los Infiernos no tienen la misma geología, como puede mostrarlo la tarjeta del volumen 24. Asimismo, los círculos se convirtieron en prisiones, y los senos en los valles.

2. El Infierno de Dante es una mezcla entre la mitología griega y las creencias católicas. En cambio, el universo que se describe en Saint Seiya se basa exclusivamente en las leyendas griegas. Por ello, Kurumada suprimió los elementos típicamente católicos en su versión:

- el primer círculo, que corresponde a los limbos, es retirado, en la Divina Comedia de Dante son 9 círculos y en “Saint Seiya solamente son 8 prisiones;
- el Purgatorio no existe en la versión de Kurumada, ahí se encuentra exactamente el río Lete que permite el paso entre los Infiernos y el Paraíso.

3. Se añadieron algunos lugares en Saint Seiya para desarrollar la historia:

- el campo de flores donde descansa Euridice, la novia de Orfeo;
- el Muro de los Lamentos, defensa que protege el acceso al Elysion.

4. Se nombra a los pasadores de las fronteras del Aqueronte y el Èstigia, Caronte y Flegias, de ahí el nombre de los espectros con los cuales se baten a duelo con los caballeros de Atenea.

 

Fuente: "Divina Comedia" de Dante Alighieri.
Más información de los Infiernos de Saint Seiya

LA BÍBLIA

Pero para aprender cómo es el infierno realmente, debemos dirigirnos a otra fuente: la Biblia. Cuando comenzamos a leer el Antiguo Testamento, encontramos referencias frecuentes al "Seol" (el mundo de los espíritus que han partido) como la morada de todos los muertos (cf. Deuteronomio 32:22). A medida que seguimos leyendo, también encontramos que vendrá un día cuando los cuerpos de todos los que están en el Seol serán resucitados: algunos, a la "vida eterna", pero otros, para vergüenza y confusión perpetua" (Daniel 12:2).

La creencia común de los rabinos piadosos durante la era intertestamentaria de que el Seol estaba dividido en dos secciones está reflejada en el Nuevo Testamento, que se refiere a la morada de los justos como el "paraíso" (Lucas 23:43) o "el seno de Abraham" (Lucas 16:22), y la morada de los injustos como el "Hades" (Lucas 16:23). Después de la resurrección de Cristo, parece ser que aquellos que vivían en el paraíso fueron conducidos a la presencia de Dios en el cielo donde esperan la futura resurrección de sus cuerpos. Pero aquellos que están en el Hades esperan la resurrección a un destino diferente: el infierno.

La palabra que se usa más frecuentemente en el Nuevo Testamento para el infierno es Gehenna. Gehenna es una referencia al Valle de Hinom ubicado en el lado sur de Jerusalén, que servía como el "basurero" de la ciudad en el tiempo de Jesús. Los fuegos en este lugar nunca se apagaban. Jesús se refirió al Gehenna como el lugar donde "el fuego nunca se apaga" y donde "el gusano de ellos no muere" (Marcos 9:48). Jesús también describió al infierno como un lugar de "tinieblas de afuera" (Mateo 22:13). Él quería que entendiéramos que el infierno es un lugar de deterioro y sufrimiento continuos para aquellos que lo habitan. Jesús también se refirió a aquellos que eran arrojados al infierno como "echados afuera" (Mateo 8:12) o, como lo expresa Pablo sencillamente, "excluidos de la presencia del Señor" (2 Tesalonicenses 1:9).

El infierno es un lugar de exclusión y de pérdida de toda bendición que proviene de Dios. El infierno se describe como un lugar de "vergüenza" por el profeta Daniel (Daniel 12:2), donde cada persona es aborrecida por cada otro habitante. Como lo ha expresado un escritor: "Los pecadores en el infierno tendrán compañía pero no simpatía"{3} Jesús dijo también que el infierno será un lugar de "lloro y crujir de dientes" (Mateo 13:42). El lloro sin duda habla de un remordimiento y pena terribles. Pero el crujir de dientes habla de una ira intensa; ira contra uno mismo, ira contra Satanás, ira contra Dios. Pablo habla de los habitantes del infierno como experimentando "ira y enojo... tribulación y angustia" (Romanos 2:8-9).

La Biblia también nos dice que en el infierno no todos serán juzgados de la misma forma. Jesús dejó en claro que habrá grados de juicio en el infierno. Dijo que "aquél siervo que conociendo la voluntad de su Señor, no se preparó, ni hizo conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes. Mas el que sin conocerla hizo cosas dignas de azotes, “será azotado poco" (Lucas 12:47-48). Pero si bien no todos serán juzgados de la misma forma, todos serán juzgados con seguridad. Éxodo 34:7 nos dice que el Señor "guarda misericordia a millares... y que de ningún modo tendrá por inocente al malvado."

¿Por Qué un Dios Amante enviaría a la Gente al Infierno?
¿Enseña la Biblia que el infierno es un lugar de castigo consciente por el pecado?

Una propuesta alternativa es que a muchos (si no a todos) les será dada una segunda oportunidad después de la muerte para responder a la gracia de Dios. Pero no hay ninguna indicación para nada de que existe una oportunidad "post-mortem" de arrepentirse. En Juan 8, Jesús dice que para aquellos que "mueren en sus pecados" no hay ninguna posibilidad de reunirse con Él en el cielo (Juan 8:21, 24). Otra propuesta, que está consiguiendo una aceptación cada vez mayor hoy, es que a los incrédulos simplemente se les hará desaparecer de la existencia o serán "aniquilados."

Está claro en el último caso que la palabra infierno implica "sufrimiento severo.", la palabra es utilizada para describir el destino de los pecadores. Que la Biblia enseña el castigo consciente eterno en el infierno, es la única deducción posible que puede alcanzarse. Así como Jesús describió el destino de los justos como "vida eterna," también Él describió el destino de los injustos como "castigo eterno" (Mateo 25:46). Así como Juan describió a Dios como el que "vive por los siglos de los siglos" (Apocalipsis 15:7), también describió el fuego del infierno como durando "por los siglos de los siglos" (Apocalipsis 14:11).

¿por qué enviaría un Dios amoroso a la gente al infierno? Si Dios es un Dios de amor, ¿por qué consignaría Él a alguien a una eternidad tan terrible como el destino que describe la Biblia para aquellos cuyo fin es el infierno?

Tal vez la doctrina bíblica del infierno puede comenzar a cobrar sentido para nosotros cuando reexaminemos nuestra comprensión de otras dos enseñanzas de las Escrituras: la naturaleza de Dios, y la naturaleza del hombre y del pecado.

Una de las revelaciones asombrosas de las Escrituras es que Dios es un Dios de amor y gracia infinitos. Sin embargo, ¡es el mismo Dios quien también es descrito como Aquél que "de ningún modo tendrá por inocente al malvado" (Éxodo 34:7)! El Dios que ama al pecador es también el Dios "muy limpio de ojos para ver el mal" y quien "no puede ver el agravio" (Habacuc 1:13).
¡Jesús mismo dijo que "de dentro, del corazón de los hombres, salen (todo tipo de maldades)" por los que somos contaminados (Marcos 7:21-23)!**

Cuando Esdras se enteró de la desobediencia de la gente de Israel al casarse con incrédulos, dijo, "rasgué mi vestido y mi manto,... y me senté angustiado en extremo" (Esdras 9:3). Cuando el Apóstol Pablo vio la ciudad de Atenas llena de ídolos, "¡su espíritu se enardecía (Hechos 17:16)!" ¿Es posible que hemos perdido algo del sentido de la seriedad del pecado que parecía tomar el corazón de estos dos hombres?

Algunos han objetado que mientras que el pecado es por cierto digno del castigo, un pecado "finito" difícilmente merezca un castigo "infinito" en el infierno. Pero que nuestra rebelión contra Dios deba considerarse "finita" en su naturaleza no está del todo claro.

Cuando consideramos que Aquél contra quien nos hemos rebelado es Aquél que nos dio la vida, quien es la fuente de cada cosa buena que conocemos en la vida, y que ha extendido su amor al dar a Su Hijo como pago por nuestro pecado, ¿cómo podemos medir de alguna forma la gravedad de nuestro pecado o el castigo que merece? Cuando consideramos también que no hay ninguna indicación de que aquellos que estén en el infierno alguna vez experimentarán un "cambio de corazón" en su actitud ante Dios, sino que de hecho probablemente se volverá cada vez peor, tal vez podamos ver que el juicio de Dios es completamente justo.

La Doctrina del Infierno: ¿Qué diferencia hace?

Queremos enfocarnos en tres áreas de la vida que deberían ser impactadas por nuestra comprensión de la doctrina bíblica del infierno.

La primera es nuestra actitud ante el pecado... particularmente el nuestro. Unos años atrás, Dr. Karl Menninger escribió un libro titulado Whatever Happened to Sin? (¿Qué Ocurrió con el Pecado?) En él, él desafiaba la noción popular de que todos nuestros pensamientos y acciones pueden ser explicados por factores que están más allá de nuestro control personal, y que raramente somos responsables por nuestra propia conducta. Por cierto, hay factores "atenuantes" en la mayoría de nuestras vidas que influyen en nuestro carácter y conducta, en mayor o menor grado. Y Dios no desconoce estas cosas. "Él conoce nuestra condición; se acuerda de que somos polvo" (Salmos 103:14). Él sabe asimismo que nacemos con una naturaleza pecaminosa que está más allá de la voluntad humana de vencer (cf. Romanos 7:14-25). Pero Él también sabe que la elección es nuestra, si aprobamos o toleramos el fruto de nuestra naturaleza pecaminosa, o si nos volvemos a Él en busca de gracia para mantener a raya los impulsos pecaminosos, y para aprender a seguir su voluntad. C. S. Lewis dijo que hay dos tipos de personas en el mundo: aquellas que le dicen a Dios, "Tu voluntad sea hecha," y aquellas a quienes Dios les dice, "Tu voluntad sea hecha." La elección es nuestra en cuanto a qué tipo de persona seremos.

Cuando nos damos cuenta que somos responsables por lo que elegimos hacer con nuestro pecado, y que es más que simplemente un acto que tiene como resultado consecuencias desagradables para nosotros sino que es también una disposición de rebelión hacia Dios que requiere su juicio santo, ¡no podemos evitar volvernos más sensibles a la presencia del pecado en nuestras vidas!

¡El segundo resultado de una comprensión bíblica del infierno es una apreciación mucho mayor de la gracia y la salvación que hemos recibido de Dios! Nuestra apreciación por el valor inmenso de su regalo crece muchísimo cuando comprendemos plenamente la naturaleza de aquello de lo que hemos sido librados. ¡Nuestra percepción de lo sobrecogedor de la salvación está determinada en gran medida por nuestra percepción de los horrendo del infierno!

Finalmente, una comprensión bíblica del infierno debería movernos a incluir en nuestra proclamación del evangelio una clara advertencia acerca de la consecuencia de no responder. Necesitamos ser más directos que el predicador de quien se dice que Charles Spurgeon dijo, "Si usted no ama al Señor Jesucristo, será enviado al lugar que no es de buena educación mencionar."{4} C. S. Lewis una vez dijo: "Si el cristianismo sólo significa un poco más de buenos consejos, entonces el cristianismo no tiene ninguna importancia. No ha habido ninguna falta de buenos consejos en los últimos cuatro mil años. Un poco más no hará ninguna diferencia."{5} Si hay realmente un infierno, ¡entonces el cristianismo es mucho más un poco más de buenos consejos!

En su libro, Our Guilty Silence (Nuestro Silencio Culpable), John Stott cuenta cómo los misioneros jesuitas en China, no queriendo ofender la sensibilidad de los chinos, excluyeron la cruz de Cristo y otros detalles de su mensaje. Citando a Hugh Trevor-Roper, Stott dice, "No sabemos que hayan logrado muchos convertidos duraderos a través del residuo inobjetable de la historia."{6}

Sin duda la doctrina del infierno ha sido a veces abusada. Pero, como bien lo expresa un escritor: "Que su mal uso no resulte en su no uso" en nuestros esfuerzos por conducir a la gente a Cristo.

Los Demonios

Los demonios son ángeles caídos que desobedecieron y se rebelaron contra Dios. Son los responsables de la inmortalidad, crímenes, desastres, guerras, hambre, enfermedades y todo aquello que hace sufrir a la humanidad.

Entre los demonios se tomó como rey de los infiernos a Satanás o Lucifer. Su mayor deseo era ser venerado con la misma intensidad que Dios y poseer el control de todos y cada uno de los seres que habitaban la Tierra, en especial el alma del hombre. Comenzó una batalla sin cuartel entre los ángeles y los hijos de la oscuridad o demonios. Ajeno a todo esto, el hombre, continuó en la tierra perfeccionándose para llegar a ser dueño y señor de toda la creación, o eso intentó en algunas ocasiones, porque la mayoría de estos intentos por acabar con el mal fueron fallidos.

Los Demonios son el enemigo del hombre, que aplastaron el Dominio Numae por placer, y han pasado toda su historia conocida luchando contra la humanidad por cuerpos y almas. Los demonios son como ningún otro enemigo, pues a ellos no les interesa meramente la adquisición de territorio, mas buscan reducir a la humanidad a esclavos, que sufran a su placer, y que vivan sólo al antojo de sus temibles amos.

Los canales del infierno no dan tregua, no toman prisioneros, y no buscan nada, solo la destrucción de nuestros cuerpos, nuestras naciones y nuestras almas.

Los primeros demonios aparecieron en el espacio conocido al final del Dominio Numae. Usaron sus extrañas tecnologías y magia, un arte desconocido para los Numae y barrieron a las defensas Numae, tragaron totalmente la mitad del Dominio antes de que se pudiese retardar su avance.

Cuando golpeó la segunda ola de Demonios, los Numae los mantuvieron apartados con dos innovaciones: los Derivantes conocidos como Caballeros, que se engendraron específicamente para luchar contra los demonios, y la magia Numae, si un poco primitiva, pero era una nueva forma de magia. Sin embargo, hasta los Numae no pudieron resistir la tercera invasión y pronto se acabo el Dominio.

Ninguno sabe por seguro porqué los Hijos Del Infierno detuvieron su ataque, pero se retiraron del centro de Stellae Cognitae, dejando que las naciones destruidas alrededor de Numa respirasen y se reconstruyeran. Cada nación que sobrevive tiene su propia teoría, aunque es seguro que la mano del Omnipotente les concedió una oportunidad a los Hombres para reconstruir y arrepentirse.

Stellae Cognitae todavía está encerrado por la inmensidad de Stellae Diaboli, y hasta los Demonios controlan pequeñas porciones de territorio dentro de nuestro propio espacio. Cada cinco siglos, los Demonios organizan invasiones masivas en Stellae Cognitae, que solo son retrocedidos por los valientes sacrificios de los hombres de esos tiempos. En la tregua provisional entre esas invasiones, los Demonios intentan subvertir a la humanidad desde adentro, buscando a los débiles, avaros o malditos y pactan con ellos, ofrecen regalos falsos a cambio de precios inconcebibles.