ESCENARIOS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

01.- Arco o Puerta del Mundo de las Tinieblas (Jigoku no mon)
La entrada del Hades (OAV 1 Hades Meikai-Hen Zenshô 1 / Manga Tomo 23)

Jigoku Mon. 地獄門 → (じごくもん) “La Puerta del Infierno” (pron. jp. jigoku no mon, literalmente: infierno + puerta).

En el manga precuela The Lost Canvas se especifica que en el Yomotsu Hirasaka, un lugar lúgubre situado a los pies del monte Yomotsu, se encuentra una prisión especial que sirve de morada al espectro Fyodor de Mandrágora (Mandrake), mientras que en la parte superior se encuentra el paso a la Puerta de desesperanza. Solamente los muertos, espectros, los poseedores del arayashiki y Ikki de Fénix pueden pasar.

Cuando Shun y Seiya descienden por la garganta de la muerte en el Castillo Heinstein de Alemania penetran en el Meikai, el reino de Hades propiamente dicho, y esta es la primera edificación que encuentran, un verdadero monumento de arte.

El Portal del Inferno / Puerta de la desesperanza


En la entrada al Inframundo hay una puerta enorme de piedra, con forma de arco, en el que se puede leer el siguiente mensaje antes de cruzarlo. La construcción lleva una inscripción tallada y escrita en caracteres griegos (la lengua del dios Hades) ΟΠΟΙΟΣ ΜΠΑΙΝΕΙ ΕΔΩ ΝΑ ΠΑΡΑΤΑ ΚΑΘΕ ΕΛΠΙΔΑ (en el sistema griego antiguo tradicional quedaría romanizado de la siguiente manera “OPOIOS MPAINEI EDO NA PARATA CATHE ELPIDA”) y quiere decir "Aquellos que entráis aquí, abandonad toda esperanza” un mensaje para quienes entren al Inframundo.

Es el comienzo del Inferno de Dante en su obra.

Más allá de esta puerta se encuentra el primer río del Inframundo: el Acheron o Aqueronte. La puerta está directamente inspirada en la Divina Comedia de Dante, y la frase tallada en la piedra es la línea final y más famosa de la mención original grabada en la puerta del infierno en la obra de Dante.

La Puerta del Infierno es también llamada la Puerta de la desesperación, es el primer símbolo del Inframundo que encuentra cualquier fallecido común, es sólo el preludio de lo que les espera una vez atraviesen su umbral, representa el pavor del infierno pues arrebata hasta la última esperanza de aquellos que han perdido hasta la vida.

Ni que decir tiene que esta frase resuena duramente en las mentes de los dos jóvenes Saints, que ese momento vienen de superar pruebas terribles y han sobrevivido milagrosamente merced a su coraje y abnegación a 3 batallas muy duras. Sin embargo, cuando Seiya y Shun cruzan la puerta, nuestros héroes deciden conservar la esperanza en sus corazones (el alcance simbólico es muy fuerte, bien visto Kurumada), y atravesar el arco convencidos de que se producirá un milagro. Su concepto de esperanza es por supuesto también un guiño a la esperanza que permaneció en el fondo de la caja de Pandora en el famoso mito, cuando los 108 males de la humanidad se escapan (estos en Saint Seiya están simbolizados por los 108 espectros).

Kurumada se inspiró en la obra de Dante para la frase, pero el aspecto arquitectónico del arco hecho por Kurumada en el manga (y muy bien restituido en el OVA) recuerda otra cosa: es una réplica casi perfecta del Arco de Tito que se encuentra en Roma, muy cerca del Coliseo. Su aspecto hace igualmente pensar en el Arco de Triunfo de París, situado en los Campos Elíseos.

Arco de Tito - Le Scribe du Sanctuaire, Vincent (Fra)

Este es el Arco de Tito, que se encuentra en el Foro de Roma, cerca de la Vía Sacra, en el centro de lo que fue la roma Imperial. Está situado en la colina de la Velia, en el Forum. Fue construido entre los años 81 y 85 por el emperador Domiciano en honor a su hermano, el general Tito, para celebrar su victoria sobre Jerusalén en el año 70 D.C., tras un asedio que había durado medio año y del que solo se salvó el Muro de las Lamentaciones. En la toma de la ciudad los romanos se llevaron el famoso Menorah, el gigantesco candelabro de siete brazos de oro que estaba en el templo desde la época de Salomón, los bajorrelieves representan a la comitiva que trajo a Roma los objetos robados del templo.

 

Titus Flavius Vespasianus (30 diciembre 39 - 13 septiembre 81) es el primer hijo del emperador Vespasiano y de la emperatriz Flavia Domitilla. Toma el poder en el año 68 con la muerte de Nerón. Podríamos considerar el arco de Titus como una persona que no cambia, alguien que vela sobre las tumbas de los demás (el foro en ruinas), es el único arco conservado en Roma, el único superviviente de una larga batalla contra el tiempo, el guardián de la entrada a los infiernos.

Si bien el arco dibujado por Kurumada parece ser una réplica exacta del monumento romano, por el contrario se observa que la frase en su frontón no es la famosa frase que Dante escribió varios siglos después. En la parte epigráfica del monumento original hay escrito:

SENATVS
POPVLVSQVE ROMANVS
DIVO TITO DIVI VESPASIANI F(ILIO)
VESPASIANO AVGVSTO

Traduciendo el texto del latín la frase tallada significa: "El senado y el pueblo romano al divino Tito Vespasiano Augusto, hijo del divino Vespasiano".

Kurumada sustituyó la frase del Arco de Tito por la de la entrada del infierno de la Divina Comedia, aunque recortó el mensaje, conservando sólo la frase más célebre, que decía en verso: "Aquellos que entráis aquí, abandonad toda esperanza", este es el texto íntegro que se puede leer en la puerta del infierno en la obra de Dante, cuando, en su poema, él y Virgilio visitan el inframundo.

"Por mí se va a la ciudad doliente,
Por mi se va a un eterno dolor,
Por mi se va entre la gente perdida.
la Justicia inspira a mi divino artesano, fui edificado por la omnipotencia, la sabiduría suprema y el amor soberano.
no han sido creadas, antes que yo, más que las cosas eternas, y yo, eterno, perduro
Aquellos que entráis aquí, abandonad toda esperanza"

Obsérvese también que esta noción de la esperanza está a menudo asociada con la luz en el Meikai de Saint Seiya ("el rayo de esperanza en este país negro" en el momento que el que los Gold Saints se sacrifican mucho más tarde es un poco parecido), Hades y sus Specters, así como su mundo, están muy apegados a la oscuridad, un poco como sucede en la obra de Tolkien con Melkor / Morgoth y sus criaturas, de hecho los infierno se denominan a menudo "el reino de las sombras."

Los Saints de Atenea por contra están asociados con la luz, sin embargo, puede haber un significado mitológico detrás de ello: Atenea era la diosa de la sabiduría y las artes, y esto representa un poco la luz de los conocimientos y el espíritu, esa misma luz que encontramos más tarde en expresiones como "siglo de luces" en Francia para describir el progreso de las ciencias y la disminución de la ignorancia y el oscurantismo.

Hades representa todo lo contrario, ha engatusado a Pandora con el señuelo de una vida mejor, pero la joven lo dijo muy bien: fue inmersa en un mundo de oscuridad y terror, símbolo de algún tipo de lavado de cerebro, frecuente en nuestro propio mundo, circunstancia que Kurumada denuncia un poco a través de su historia de vida eterna. Hades favorece la ignorancia, el oscurantismo, para establecer mejor su dominio y hacer de los hombres sus esclavos. Atenea encarna la luz de los conocimientos y la sabiduría.

Notarán que en los créditos iniciales, vemos que durante unos segundos, cuando los Saints se reúnen, un destello de luz que crece más y más, la luz parece irradiar de ellos y cruza el arco.

Hay que saber que el Infierno fue producido por la caída de Lucifer sobre la tierra, unos instantes antes después de la creación de los ángeles y entre los cuales una parte se rebeló inmediatamente contra Dios; todo aquello que fue creado antes que el Infierno es eterno. (Dante, Infierno, canto III,1-9)

Más allá de esta referencia al Arco de Tito, cabe preguntarse si no la hubiera también con el famoso Arco de Triunfo en París (aunque se asemeja menos al arco kurumadiano). El Arco de Triunfo es el punto de entrada de la avenida de los Champs Elysées (Campos Elíseos) en Paris. En Saint Seiya, los Campos Elíseos (Elysion o Elisión), es decir el Paraíso, no se encuentran inmediatamente después del arco del infierno (puesto que se tiene en primer lugar a todo Meikai) pero bueno.. lo entienden ¿verdad?.