PERSONAJES

Corona no saint - Caballeros de la corona
(film 3 : los guerreros de Abel)

Atlas | Jao | Belenger

ATLAS de Carina, Corona Saint de Carina
[Carina no Atlas] karina no atorasu

Constelación: Carina o Quilla de Navío
Edad: Desconocido
Estatura: Desconocido
Peso:
Desconocido
Fecha de Nacimiento:
Desconocido
Grupo Sanguíneo:
Desconocido
Origen: Desconocido
Entrenamiento: Desconocido

Atlas forma parte del trio de Corona Saints al servicio de Abel, es un joven de cabello corto rubio ondulado-lazio, ojos azules, tez blanca, apariencia atlética, muy ágil y cuyo cosmo rivaliza con el de los caballeros de oro. Es un personaje que sólo aparece en el tercer film de Saint Seiya. Fue derrotado tras luchar contra Seiya, Shiryū y Hyōga equipados con Gold Cloths.

Atlas. アトラス (kana) / Ατλας (griega) (Atorasu (romaji) / Atlas) “Atlas”. Nombre del líder de los Santos de la Corona.

Corona Saint no Lider. コロナの聖闘士のリーダー “Así se lo presenta en los panfleto del a tercer película a Atlas de la Corona".

ETIMOLOGÍA DEL NOMBRE :

アトラス (kana) / Ατλας (griega) (Atorasu/ Atlas) Atlas : Referencia a Atlas, nombre original de uno de los Titanes de la mitología griega, hijo del titán Jápeto y de la ninfa Clímene, que fue condenado a cargar el mundo en su espalda (en otras tradiciones fue el segundo hijo de la Titánide Eurymédon). Sus hermanos fueron Epimeteo, Prometeo y Menoetius. Atlas engendro a las Pléyades con la Oceánide, Pleione. Atlas peleó con los titanes en la guerra contra las deidades olímpicas. Como castigo, fue condenado a cargar para siempre en sus espaldas la tierra y el firmemente en sus hombros la gran columna que los separa.

Carina es una palabra de origen griego (derivada de “katharos” puro), que en latín significa “buque”, “navío”. La palabra designa también a una montaña de Creta y una ciudad de Troade.

TÉCNICAS DE COMBATE :

Burning Corona バーニングコロナ (pron. jp. Bāningu Korona) “Corona Ardiente”

Atlas levanta y arquea los brazos a la altura de la cabeza, concentra su energía entre las manos hasta formar una gran bola de fuego, como un pequeño sol o nebulosa en llamas (parecida a la nebulosa de Carina, muy vasta y brillante que rodea la estrella Eta de la constelación del mismo nombre) con la que incinerar al oponente. Mientras, se desprenden de él ondas de energía que forman una verdadera barrera protectora en llamas, lo que le permite continuar el ritual de ejecución sin interrupciones. Tras hacer un giro de cuerpo y con un elegante movimiento de los brazos, dispara la nebulosa contra su adversario. La bola impacta y se funde en la víctima, no sólo causa graves quemaduras, sino que explota en su interior. El golpe es capaz de quemar y destruir hasta la armadura del enemigo. Orgulloso de su poder asesino atormentó a Seiya e Ikki






















El ataque de Atlas, Burning Corona, toma la forma de una especie de nebulosa en llamas. Es interesante, por tanto, saber que existe una Nebulosa en la constelación de Carina, muy amplia y luminosa, que rodea la estrella Eta de Carina. Es sin duda la más hermosa nebulosa difusa del cielo por su tamaño y brillo. Esto es lo que sin duda representa el ataque del Corona Saint, uno de los más bellos en todo Saint Seiya estética y visualmente.





HABILIDADES ESPECIALES :

Atlas es ágil y no muestra temor alguno. Sus golpes se basan en el fuego y tiene destreza con pies y manos.

PERFIL PSICOLÓGICO :

Desde el principio, Atlas se muestra como líder de los Santos de la Corona, impone respeto por su actitud agresiva. Es un guerrero vigoroso y orgulloso de haber sido elegido personalmente por Abel para formar parte de su guardia personal. Guarda un gran respeto y admiración por su dios al ver que compartían los mismos ideales en los que el poder lo es todo.

Atlas es un guerrero particularmente arrogante y altivo, y lo muestra en permanencia. Habla siempre con un tono soberbio cuando se dirige a una persona que juzga inferior mostrando una gran confianza en sus habilidades y superioridad.




Es muy fiel a su maestro Abel, es también su servidor más poderoso y es consciente de ello, es tan fiel que padece de cierto fanatismo. Devoto en cuerpo y alma a Abel, no vacila en atacar a cualquiera que le falte al respeto, circunstancia que aprenderá rápidamente Seiya a su costa. Es un poderoso guerrero, muy orgulloso y, a veces, incluso cruel, sólo hay que ver cómo rebaja a sus opositores, entre ellos a Seiya, que ridiculiza en público, aplastándolo literalmente con su pie para que se arrodille ante Abel. También demuestra ser traidor pues ataca por sorpresa a Ikki y Shun.

Último baluarte de Abel, a pesar de que su gran fuerza de voluntad le permite superar a los cinco santos de bronce en batalla tomándolos por separado, siendo el único personaje de todo Saint Seiya que ha logrado tal hazaña, será impotente contra tres de ellos vestidos con armadura de oro y con un nuevo vigor, Seiya lo tumbará con su Cometa de Pegaso intensificado por el Gold cloth de Sagitario.

PARTICULARIDADES DE LA ARMADURA :

ACCESORIOS :

Ninguno en particular.

AURA :

CONSTELACIÓN :

Carina (Quilla): Representa a una de las divisiones actuales de la antigua constelación de Argo Navis. Representa a la Quilla del Argo Navis, en el cual Jasón y los Argonautas emprendieron la búsqueda del Vellocino de Oro. Carina es una palabra de origen griego (deriva de "katharos', puro), que en latín significa “buque”, “navío”. La palabra designa también una montaña de Creta y una ciudad de Troade.

HERENCIA MITOLÓGICA :

Atlas y los pilares de la Tierra

Atlas, el más fuerte de los Titanes, era hijo de Jápeto (Iapeto) y Clímene, titán y ninfa respectivamente (en otras tradiciones fue el segundo hijo de la Titánide Eurymédon).

Prometeo, su hermano, fue castigado por los dioses por haberles robado el fuego y llevárselo a los hombres. Su otro hermano, Epitemeo ( padre de Pirra, esposa del Deucalion), se casó con la curiosa e imprudente Pandora, la responsable de abrir la caja que contenía todos los males de la humanidad. El tercero, Menecio (Menoetius), murió por un rayo de Zeus y acabó en el Tártaro, el infierno de la Antigüedad.

Atlas engendró a las Pléyades con la oceánide Pleione, la Híades (ninfas de los bosques, las fuentes y pantanos), las Hespérides (de Hespéride), las ninfas que guardaban el árbol de las manzanas de oro, y Calipso (de acuerdo con algunas tradiciones).

Cuando los Titanes se rebelaron contra Zeus y las deidades olímpicas, fue Atlas quien los lideró, posicionándose a favor de Cronos. Por otra parte, Prometeo y Epimeteo se aliaron con el enemigo. Esta guerra duró diez largos años, al final de los cuales los Titanes fueron derrotados y desterrados al Tártaro. Todos menos Atlas, para el que Zeus, que tenía mente retorcida, preparó una castigo ejemplar: cargar con la bóveda celeste para toda la eternidad y ser responsable del correcto movimiento de las estrellas, fue condenado a cargar para siempre en sus espaldas la tierra y el firmamento y en sus hombros la gran columna que los separaba.

Atlas aparece en varias historias. Una de ellas fue la de su encuentro con Hércules.

Para ser un dios y alcanzar la inmortalidad, Hércules debía llevar a cabo 12 tareas o trabajos. Una de ellas era la de conseguir las manzanas doradas para Eristeo, las cuales se encontraban en el jardín de las Hespérides. Como Atlas era el padre de las criaturas, el famoso héroe pensó que éste podría ayudarle. Así que hizo un trato con el Titán: Hércules sustituiría momentáneamente a Atlas sosteniendo el firmamento para que el gigante fuera en busca de las manzanas. Atlas aceptó de buen grado, pensando librarse para siempre de su peso abrumador.

Atlas regresó puntual con las manzanas, pero viendo que Hércules sostenía divinamente el cielo, pensó que era la ocasión de darse de baja en su pesado trabajo. Y, claro, trató de engañar al héroe diciéndole que él mismo llevaría las manzanas a Euristeo.

Pero Hércules se dio cuenta de la treta y le pidió cortésmente a Atlas que antes le ayudara a acomodarse alguna especie de soporte en la cabeza porque le dolían las cervicales. Atlas estuvo de acuerdo, porque sabía lo fastidioso que era aquello para la espalda. Así que dejó las manzanas en el suelo y le sostuvo un segundo el firmamento para que pudiera ponerse cómodo. Hércules aprovechó la ocasión, cogió las manzanas y se largó de allí, no sin antes darle las gracias a Atlas por el favor concedido, porque era muy educado.

También cuentan que, en uno de sus viajes, Perseo se encontró con el Titán y le pidió ayuda, pero éste se la negó. Perseo, muy molesto por el desplante, sacó entonces la cabeza de la Medusa, que era todo menos guapa, y se la enseñó a Atlas, quien inmediatamente se convirtió en una gran montaña, lo que hoy se conoce como el Monte Atlas, sobre el cual descansan el cielo y las estrellas.

Antes de ser condenado por Zeus, Atlas llevó una vida social muy fructífera.

Tuvo varias esposas con las que tuvo a las Hespérides, las Pléyades y las Hyades, y un hijo llamado Hyas, que murió tras ser atacado por un león, que fue colocado en el cielo por los dioses dando origen a la constelación de Acuario.

Por su parte, el malvado león, también fue a para allí, justo en la parte opuesta dando lugar a la constelación de Leo. Las Pléyades y las Hyades tuvieron el mismo destino.

Algunos de los familiares de Atlas fueron destacados personajes de la mitología griega: Pirra, hija de su hermano Epimeteo y su esposa Pandora, fue la esposa de Deucalión, y juntos se encargaron de repoblar la tierra una vez finalizado el diluvio. Hermes, padre del dios Pan, fue el mensajero de los dioses y Psicopompo (guiaba a los muertos en su camino al inframundo), era su nieto.

Fanart de Marco Albiero (Italia)

Como la figura de Atlas soportando el peso de la tierra solía usarse en las portadas de las primeras colecciones de mapas, su nombre acabó siendo aplicado a un volumen de mapas. Atlantes, la forma plural de Atlas, es el término clásico en arquitectura para la figura esculpida de un hombre que, usado como columna, sostiene una estructura superior.

El gigante Atlas conoce bien las profundidades del mar, y gobernaba reino famoso rodeado por escarpados y vastos litorales. Este territorio, Atlantis, cuyos habitantes eran muy virtuosos, ricos en oro y plata, se encontraba allá de las Columnas de Hércules y una corona de islas (donde crecían árboles frutales), separados del continente, incluso más lejano, ajeno al nuestro. Pero un día la codicia y la maldad invadieron de su corazón, y con el permiso de Zeus, los atenienses lo derrotaron y derribaron su poder. Al mismo tiempo los dioses enviaron un diluvio que, en un día y una noche, se tragó Atlantis entera.

Los súbditos de Atlas cultivaron sus tierras, crearon canales para el agua haciendo una isla rodeada de altas montañas, con la excepción de una parte abierta al mar. Construyeron palacios y edificios, hipódromos y baños, templos, y hicieron la guerra, no sólo con el otro continente situado incluso más al oeste, sino también dentro de los reinos del Mediterráneo. Pero un día, castigados por su avaricia y mezquindad, los habitantes de la Atlántida fueron derrotados por los atenienses, con el permiso de Zeus. Entonces los dioses enviaron una inundación en esa Tierra, que en un día y una noche, hundió a Atlantis en su conjunto.

Atlas y Menoetius se unieron a Cronos y los titanes en la guerra funesta librada contra Zeus y los dioses del Olimpo. Zeus mató a Menoetius con un rayo, confinándolo en el Tártaro, pero perdonó a Atlas, que fue condenado a sostene la bóveda del cielo sobre sus hombros por la eternidad (esto lo dice Hesíodo). Siempre la ha sostenido, excepto cuando fue sustituído momentáneamente por Hércules, Atlas se desplazó a tomar las manzanas de oro del jardín de las Hespérides, y el hijo de Zeus agarró la bóveda del cielo en su lugar.

Otra leyenda dice que Atlas supo por un oráculo que un día un hijo de Zeus le robaría las manzanas de oro del jardín de las Hespérides, custodiadas por la serpiente Ladon. Atlas se negó a dar hospitalidad a Perseo, que se encontraba de visita, y para vengarse, este último le mostró la cabeza de la Gorgona Medusa, que lo solidificó. Ese es el origen de la leyenda de las montañas del Atlas en el norte de África (en Marruecos). En la Odisea (Libro I) se describe poéticamente como uno de los pilares del cielo y se lo indica como el padre de Calipso.

COSPLAY :

El término Cosplay (kosupure en japonés, etimológicamente del inglés costume play, "juego de disfraces") consiste en disfrazarse de algún personaje (real, inspirado o de ficción) ya sea de cómic, manga, anime, película, libro, videojuego o incluso cantantes y grupos musicales e intentar interpretar la personalidad de dicho personaje en la medida de lo posible de la manera más real . Aquellos que siguen esta práctica son conocidos como cosplayers, siendo para ellos una de sus principales aficiones, el término es muy popular en la cultura nipona. Muchos países fascinados por esa tradición optaran por imitarla en muchos eventos de animes o en las fiestas de Carnaval. Más información en la sección Cosmoplay

CURIOSIDADES :

¿Por qué un Carina Saint se encuentra en el séquito de Abel? : La estrella Canopus, estrella principal de la constelación de Carina, es la segunda estrella más brillante en el cielo (sirve como un faro para las sondas interplanetarias, se trata de una roja supergigante 14.000 veces más brillante que el sol) y fue quizás por esta razón que la constelación fue escogida globalmente por los guionistas, que deseaban una constelación muy brillante para secundar al 'Dios del Sol' Phoebus Abel.

¿Cuál es el vínculo entre Atlas y Carina? : El gigante está representado sosteniendo el cielo, justo encima de su cabeza está la constelación de Argo navis. Probablemente los guionistas se inspiraron en ese detalle para asignar a Atlas la constelación de Carina constelación protectora o, a la inversa, se le dio el nombre de Atlas al Carina Saint. A notar que en sus representaciones escultóricas Atlas lleva una túnica en su hombro izquierdo, así como el Atlas de la película en su primera aparición.