PERSONAJES

ERIS

Edad: Desconocido
Altura: Desconocido
Peso: Desconocido
Fecha de nacimiento: Desconocido
Grupo sanguíneo: Desconocido
Lugar de nacimiento: Desconocido

Eris (邪神エリス - jashin erisu) la diosa de la discordia, el caos y el mal, es el rival de Atenea en la primera película del anime de Saint Seiya y trata de matarla con una manzana de oro, mientras que se asegura los servicios de los Ghost Five para evitar que los caballeros de bronce liberen a su prisionera.

Es la primera diosa a la que se enfrentan los Bronze Saints de Atenea y no será su única aparición en la historia de Saint Seiya. De hecho, además de mencionarla en uno de los relatos que complementan el anime de Saint Seiya titulado "Historia Secreta de Excalibur", aparece también en la posterior OVA 4 titulada "Saint Seiya: Los Guerreros de Armaggedon" y en el spin-off "Saint Seiya Saintia Sho", donde el alma de Eris es representada como una cobra alada, quizás en alusión a la serpiente del Jardín del Edén que tentó a Adán y Eva. Dicho reptil era Satán disfrazado.

"Eris, la diosa de la discordia, ha vuelto a la Tierra bajo la forma de una manzana de oro, tomando posesión del cuerpo de Erii Aizawa, una joven maestra del orfanato de la Fundación Graude. Resucitando a los santos fantasmas y capturando a Saori Kido, la reencarnación de Atenea, Eris desafía a los santos de bronce a enfrentar a sus nuevos servidores en las inmediaciones de su templo. Sin tiempo que perder, Seiya y sus amigos acuden a la batalla, con el objetivo de salvar la vida de Atenea y desbaratar las ambiciones de Eris."

Eris tentó a Eri Aizawa (絵梨衣), un personaje creado exclusivamente para la OVA, una profesora voluntaria en el orfanato Star Children Academy, donde Seiya, su hermana Seika, y Miho crecieron, (con la peculiaridad de ser la única chica con la que se insinúa una relación romántica con Hyoga del Cisne.) con una manzana de oro para poseerla y usarla como una herramienta para traer el caos al mundo.

Después de capturar a Saori Kido (Athena), Eris colocó una manzana de oro en el pecho de Saori para drenar su poder y fuerza de vida hasta el punto de que ya no necesita el cuerpo de Eri, pudiendo entonces revivir sin necesidad de un cuerpo mortal, y procede con su plan para dominar el mundo. Se había predicho que si Atenea a muriera, todos los Saints que murieron con dolor en su corazón serían revividos para terminar con la destrucción de la Tierra.


En la mitología griega, cuando Eris no fue invitada a la boda de Peleo y Tetis, debido a su naturaleza revoltosa, la diosa arrojó una manzana de oro en el suelo delante de Hera, Atenea y Afrodita. La manzana llevaba la inscripción "a la diosa más bella", lo que provocó un enfrentamiento entre las tres diosas y, finalmente, condujo a la Guerra de Troya.

La primera película de Saint Seiya no tenía un título especial cuando fue estrenada, por lo que para su lanzamiento en DVD fue nombrada Eris diosa maligna (邪神エリス, Jashin Eris). Quien sugirió este título fue el autor Masami Kurumada. El término Gekijôban es sólo un formalismo que significa ‘película’ o ‘edición de cine o teatro’.


ETIMOLOGÍA DEL NOMBRE :

ERIS o ELLIS o ELIS, recuerden que en japonés la R y la L suenan igual asi que la transcripción del nombre es lo mismo ELIS, ELLIS o ERIS.

En el doblaje en español se tradujo el nombre de Eris como Ellis, al igual que la chica poseída Eri por Elli, porque en japonés las letras "l,ll,r" se pronuncian igual y por ello pudo darse la confusión en el doblaje.

TÉCNICAS DE COMBATE :

Eris no utiliza técnicas nombradas, pero es capaz de enviar descargas de Cosmos con su lanza.

HABILIDADES ESPECIALES :

Eris es capaz de produir una niebla densa y tóxica con la capacidad de matar en un instante a todo ser viviente.

PERFIL PSICOLÓGICO :

Eris, diosa de la Discordia (pron. jp. jashin erisu) es la adversaria de Atenea en el film 1 de Saint Sella, intenta matar a esta con una manzana de oro que aspira sus fuerzas vitales y le causa grandes sufrimientos, asegurándose los servicios de los Ghost Five, ancianos Saints de Atenea resucitados, para impedir a los Bronze Saints que lleguen hasta ella.

En los tiempos antiguos y en circunstancias desconocidas, Eris fue derrotada y encarcelada en una manzana de oro (pron. jp. ogon no ringo) que fue colocada en el cometa Repulse (pron. jp. suisei revurusu) y enviado lejos en el espacio. En 1986, Repulse pasa cerca de la Tierra y la manzana de oro se libera para caer en Japón, donde ejerce un poder hipnótico sobre Aizawa Erii. 相沢 絵梨衣 - (あいざわ えりい) Erii Aizawa”, nombre completo presentado en los panfletos de la película número uno de Saint Seiya.

Erii. 絵梨衣 → (えりい) Cuerpo de la niña donde reencarnaría la diosa de la discordia. Película 1. En la versión del doblaje español se la llamó Irina.




En la versión española el nombre fue cambiado a Irina, una nueva maestra que se ocupa de los niños del orfelinato de las estrellas en compañía de Miho, y cuyo destino se revela ligado a Eris, testigo de su caída, la cual se siente irremediablemente atraída por ella. Eris se apropia del cuerpo puro de la pobre muchacha para reencarnarse en el momento en que esta toca la manzana. Tras ser poseída Erii no tiene ningún control de su cuerpo durante la batalla, pero es separada de Eris cuando esta consigue robar suficiente fuerza vital a Atenea con su manzana de oro y recupera su envoltorio corporal, haciéndose inútil el de Erii.

Eris es el arquetipo de la diosa maléfica, altiva, susceptible, arrogante y presuntuosa, no tolera la bravura de Atenea y provoca literalmente en duelo a sus caballeros, aunque podría haber ganado un tiempo precioso para su resurrección completa. Diosa de la discordia, no tiene ninguna piedad hacia los que la sirven y no duda en sacrificarlos gratuitamente. Los frutos que siembra por todas partes son capaces de absorber la vida de todos aquellos que se acercan.

Eris es una diosa decididamente maléfica que tiene una fuerte tendencia exhibir una risa "malvada clásica”. Aunque sea la diosa de la discordia, los guionistas la han presentado en un entorno de muertos vivientes, aunque ella hace que los Saints se vuelvan en contra de su diosa, Eris no tiene ningun aprecio por aquellos que la sirven, como se pudo observar con el ejemplo de Christ, a quien mata sin rodeos.

Eris aparece levemente en el film 4 de Saint Seiya en compañía de Abel y Poseidón, dioses vencidos por Atenea que Lucifer ha liberado del Tártaro. Eris no tiene diálogo ni verdadera personalidad y se contenta de expandir vapores venenosos por el mundo.

Su regreso en la cuarta película de Saint Seiya la muestra en un tanto extraña, puesto que no habla y en realidad no tiene una personalidad, y es muy sorprendente que esta diosa se haya comprometido bajo las órdenes de Lucifer, a menos que su sed de venganza hacia Atenea sea más fuerte. Uno se pregunta si realmente es ella o si Lucifer la manipula.

PARTICULARIDADES DE LA ARMADURA :

No posee (o al menos no usa) armadura.

ACCESORIOS :

Dispone de una manzana de oro y de un tridente.

AURA :

CONSTELACIÓN :

HERENCIA MITOLÓGICA :

Eris. エリス (kana) / Έρις (griego) “Eris”. También conocida como “La Discordia”. Es la diosa de la discordia, llamándose en la mitología romana Discordia. Su opuesta en la mitología griega era Harmonía y en la romana, Concordia.

Eris (en griego: "la discordia") es la diosa de la discordia en la mitología griega, hija de Nix (la Noche). Las condiciones de su nacimiento son oscuras, ella seria a la vez hija de un genio y tendría vínculos de parentesco con la diosa Hera. Ares es su hermano gemelo. Ella engendró a numerosos genios maléficos. Es representada generalmente como un genio femenino alado.

Las Hespérides y las manzanas de su jardín

Las Hespérides eran las hijas de Atlas y de Hesperis, también conocidas como las Atlántides. Sus nombres eran Egle, Eritehia, Hesperia y Aretusa. Su misión era la de custodiar las manzanas de oro de las que se decía provenían las brillantes y hermosas luces de la puesta del sol.

El origen de estos dorados frutos proviene de Gaia, la Madre Tierra, quien las creó para celebrar la unión en matrimonio entre Hera y Zeus, los dioses del Olimpo. Su cuidado fue encomendado a las Hespérides y así se encargaban de anunciar el final del día con sus dorados rayos y el inicio de la noche de bodas. De hecho, los griegos consideraban la manzana como un símbolo del amor.

Pero en el Jardín de las Hespérides crecían más plantas, a cada cual más bella y con más poderes mágicos. Un feroz dragón de nombre Ladon, puesto allí por mandato de Hera, ayudaba en la vigilancia del lugar. La diosa lo había decidido así porque no se fiaba demasiado de las cuatro hermanas.

Estas diosas del ocaso eran criaturas juguetonas a quienes les encantaba cantar y tocar dulces y alegres melodías. Se decía que, al igual que las sirenas, atraían a los hombres con sus canciones y luego los enloquecían.

La leyenda más famosa protagonizada por Eris cuenta cómo inició la Guerra de Troya. La famosa “manzana de la discordia” causante del conflicto, fue robada del Jardín de las Hespérides por Eris, diosa del conflicto, la lucha y, como no, la discordia.

Debido a su naturaleza problemática, Eris fue la única diosa a la que no se invitó a la boda de Peleo (nieto de Zeus) y Tetis (una ninfa del mar), luego padres de Aquiles. Tanto los dioses y diosas como diversos mortales fueron invitados a la boda. Igual que la malvada bruja del cuento de la Bella Durmiente, Eris se presentó en plena ceremonia y arrojó la manzana de la Discordia en la que había una inscripción de la palabra kallisti (‘para la más hermosa’ o ‘para la más bella’) (en un fragmento de la Cipria, fue como parte de un plan urdido por Zeus y Temis).

Hera, Atenea y Afrodita comenzaron a discutir entre sí y Zeus tuvo que intervenir. Para no tener que elegir entre las diosas, puesto que una era su esposa y otra su hija, encargó ser juez al joven príncipe troyano Paris. Así que pidió a Hermes que viajase hasta la tierra del joven Paris y que le comunicase que él debía ser el responsable de tomar la decisión.

Hermes le transmitió al desventurado Paris, príncipe de Troya, que tendría que elegir a la más hermosa. Siendo como era la moralidad mitológica griega, cada una de las tres diosas intentó influir para que la eligiera ofreciéndole algo a cambio: Hera le ofreció poder político, reinar entre los hombres, Atenea le prometió destreza militar, la victoria en todas las batallas, y Afrodita le tentó con la mujer más hermosa de la tierra, Helena, esposa de Menelao de Esparta. Siendo Paris un joven apasionado, y aunque no se sabe cuánto tiempo meditó sobre la cuestión, terminó por conceder la manzana a Afrodita, raptando luego a Helena y provocando así la Guerra de Troya.

Cuenta el mito que Hércules, en una de sus labores, tenía que conseguir algunas de las manzanas del Jardín de las Hespérides. Después de haber engañado a Atlas para que se las trajese, el héroe se las llevó a Eristeo. Dado que, al final nadie sabía qué hacer con ellas, Hércules decidió dárselas a Atenea quien las devolvió a su lugar de origen.

La ubicación del Jardín de las Hespérides no está del todo claro. Algunos creen que estaba cerca del Monte Atlas. Otros lo sitúan en Arcadia, en Grecia. También dicen que son las mismísimas Islas Canarias y Madeira. El nombre de Atlántides nos recuerda a la mítica Atlántida. Lugares similares al Jardín de las Hespérides aparecen en muchas culturas. La idea de un paraíso custodiado por bellas mujeres, dotadas de gran talento e inteligencia no es sólo cosa de los griegos. Es un mito universal.

Fanart de Jerome Alquie (Francia)

Eris engendró otras deidades terribles como Ponos (Sufrimiento), Lete (Olvido), Limos (Hambre), Algea (dolor, lágrimas), Hysminai (lucha), Makhai (comabtes), Phonoi (asesinatos, masacres), Androctasiai (asesinatos de hombres), Neikes (peleas), Pseudea (mentiras), Amphillogiai (disputas), Dysnomia (anarquía), Ate (fatalidad) y Horkos (juramento) que atormentan a los que no respetan sus compromisos. En la Ilíada de Homero se la presenta también como hermana de Ares, dios de la guerra y las masacres. La historia más célebre sobre Eris es la de la manzana de oro. Eris, furiosa por no haber sido invitada a la boda de Peleo y Tetis, que temían verla causar problemas en la ceremonia, hizo aparecer una manzana de oro entre Hera, Atenea y Afrodita con la inscripción: “Para la más bella” (? ?a?? ?a??t? / hê kal? labétô). El príncipe París fue instruido por Zeus para elegir a quién se atribuía la manzana de oro, Hera le ofreció poder político, Atenea la sabiduría y la destreza en la guerra, y Afrodita le prometió a la mujer más bella. París finalmente dio la manzana a Afrodita, quien le ofreció a Helena como recompensa, lo que marcó el comienzo de la guerra de Troya y valió a los troyanos la enemistad de Hera y Atenea.

COSPLAY :

El término Cosplay (kosupure en japonés, etimológicamente del inglés costume play, "juego de disfraces") consiste en disfrazarse de algún personaje (real, inspirado o de ficción) ya sea de cómic, manga, anime, película, libro, videojuego o incluso cantantes y grupos musicales e intentar interpretar la personalidad de dicho personaje en la medida de lo posible de la manera más real. Aquellos que siguen esta práctica son conocidos como cosplayers, siendo para ellos una de sus principales aficiones, el término es muy popular en la cultura nipona. Muchos países fascinados por esa tradición optaran por imitarla en muchos eventos de animes o en las fiestas de Carnaval. Más información en la sección Cosmoplay

CURIOSIDADES :

La diosa de Saint Seiya es por supuesto el personaje mitológico y posee su famosa manzana de oro.

Tras la derrota de Eris el templo de la diosa cae en ruinas.

Seiya le ganó a Eris gracias a la flecha de Sagitario, ni siquiera se enfrascan en combate. Ella trata de abalanzarse sobre él pero ni siquiera logra acercarse. Se debe tener en cuenta que Eris no estaba en la totalidad de su condición divina, estaba en un cuerpo humano, para eso necesitaba el de Athena, para revivir como diosa plenamente. Ahi la cosa habría sido diferente probablemente. La película tampoco ahonda mucho, aunque tiene un argumento moderadamente sólido, pues no lo explotaron mucho... sólo dura 45 minutos y obviamente no se tomaron la molestia de explorar la amenaza de Eris, lo que tomaría derrotarla si hubiera encarnado como ella deseaba. De hecho, les costó mas derrotar a los Ghost Saints revividos que a la misma diosa.

Eris volvería como la antagonista de otro Spin-Off, Saint Seiya Saintia Shô, junto a un Silver Saint de la constelación de Orión llamado Rigel.