ARTICULOS

INDICE SHAKA Y EL BUDISMO
[ 1 | 2 | 3 | 4 | 5 ]

SHAKA Y EL BUDISMO
SHAKA DE VIRGO: EL HOMBRE MÁS CERCANO A LOS DIOSES

PARTE 1 ·

Introducción
Datos del Personaje
Técnicas de Combate o Kens

Introducción

En 1986, Masami Kurumada concibió una serie de manga llamada Saint Seiya, también conocida como “Los Caballeros del Zodíaco”. Sabemos que se inspiró, entre otros, en la mitología griega y la cultura japonesa para crear la trama y a muchos de sus personajes.

Particularmente, el complejo personaje de Shaka, el caballero dorado de Virgo, fue concebido gracias a la inspiración que le proporcionó la doctrina budista, una de las religiones con más grandes adeptos en el mundo. Es así como el budismo Shingon (escuela de budismo japonés, la palabra Shingon es la pronunciación japonesa del término chino Zhen Yan y significa “Palabra Verdadera”) y Vijnanavada (“sólo  conciencia” en sánscrito), así como la vida del histórico Buda, son las fuentes que impregnan y se reúnen en la personalidad de Shaka.

Kurumada utilizó la religión budista para transmitir al lector la naturaleza de su poder, un plot device. Kurumada lo concibió como "el hombre que es casi un dios"... dando a entender que su poder se asemejaba al del Buda Gautama, considerado casi un dios por muchos budistas japoneses. Que Shaka sea un budista por convicción no afecta a que considere a Athena su diosa, pues el budismo por su naturaleza no es una religión que base su doctrina en la fe en un dios en particular, aun cuando hay unas pocas sectas que consideran a Buda un dios la mayoría lo considera un ser sobrenatural de gran poder, pero no un dios. Es esa la idea que Kurumada quiso transmitir con Shaka.

Pero... ¿cómo entra Shaka en la historia?, ¿qué papeles el juega? y ¿cómo hace el autor con la mitología budista para crearlo? ...

Para entender globalmente a Shaka de Virgo se deben asimilar muchos conceptos budistas, como por ejemplo aclarar el curioso apelativo que se le da al personaje: “el hombre más cercano a los dioses” -atributo que pretende comunicarnos algo importante-.

Aunque para algunos sea un poco pesado, en este extenso artículo haremos una introducción al personaje del histórico Buda y a la doctrina budista, cuya lectura os recomendamos, pues es necesaria para comprender muchos aspectos que envuelven al complejo personaje de Shaka....

De entrada asumid que Shaka está cuidadosamente construido en forma paralela a Buda, al cual se le solía llamar “Sakyamuni”, que significa “el sabio del clan Sakya” (su clan de nacimiento actual). Cuando el Budismo llegó a Japón en los siglos VI y VII d.c. a través de Corea y China, Siddhartha llegó a ser conocido en Japón como el “Shaka”. Así, en Japón, el equivalente de “Sakya” es “Shaka” y el histórico Buda es referido por la escuela Shingon como Shaka Nyorai, uno de los trece budas que asistían a las personas durante sus vidas, y después de la muerte los guiaban al reino de la iluminación. Así pues, Shaka está inspirado en 'Shakyamuni' o 'Sakyamuni' o Siddharta Gautama...

Shakyamuni se compone de los términos “Shakya”, que se refiere a su tribu, y “muni” que significa «santo» o «sabio», su nombre de familia era Gautama y su nombre Siddhartha (que significa «objetivo alcanzado»).

Datos del personaje:

Edad: 20 años
Fecha de nacimiento: 19 de septiembre de 1966
Signo zodiacal: Virgo
Signo zodiacal chino: el caballo
Altura: 182 cm. / 6.06 pies
Peso: 68 Kg. / 149.6 libras
Tipo de sangre: AB
Su maestro o entrenador: Se presume que fue el mismo Buda (o el espíritu de Buda)
Discípulos: Los caballeros de plata Agora de Lotus y Shiva de Pavo (sólo en Anime), ninguno en el manga
Lugar de entrenamiento: Cuenca del río Ganges, India.

Técnicas de Combate o kens:

NOTA: Para consultar los ataques, efectos, naturaleza .. de las técnicas de Shaka dirigios a su Ficha personal en la sección PERSONAJES, en esta sección nos limitaremos, a grandes rasgos, a analizar el contenido budista que impregna sus ataques ...

Fuente : DIAMOND DUST
web francesa de dosieres y artículos sobre Saint Seiya

Artículo original "Le Mythe du Tenbu Horin"
Autoría de NS Camus (Francia)

(1) · TENBU HÔRIN = Los Horin bailando en el Cielo (“Tesoro del cielo”)
pron. jp.Tenbu Hourin (kurumanga)
天舞宝輪 [tenbu hourin]
Análisis particular de la técnica: Ver Artículo "El Tesoro del Cielo: Revelaciones"

“Ten" es el término japonés para el término sánscrito Deva. Los Deva (que significa "seres celestiales") están por encima de los Asura ("divinidades guerreras") y los humanos en las seis etapas de la existencia, son las divinidades hindúes que fueron convertidas al Budismo tras aprender las técnicas del histórico Buda, como Myou-ou (Rey de la Sabiduría, o Rey de la Luz), el guardián Tenbu que está de pie encima de Nyorai (Buda) y Bosatsu (Bodhisattva).

El término "BU" significa "agrupar", por lo que "Tenbu" literalmente significa "Grupo de Seres Celestiales", que incluye a los Deva y a muchos otros seres divinos, incluyendo criaturas como el dragón, el hombre-pájaro Karura, ninfas celestes y músicos del paraíso, muchos creados por los antiguos mitos indios, que una vez incorporados al Budismo se convierten en protectores de la Ley de Buda (Dharma). Los TENBU aparecen en gran número en los mandalas japoneses, entre los TENBU, los Bonten y los Taishakuten son los más altos del "ránking".

“Voy a ejercer sobre ti el ataque más poderoso del que dispone el caballero de oro de Virgo, el Tesoro del Cielo.... el ataque del Tesoro del Cielo es un ataque fundado sobre la verdad de nuestro Universo, posee la llamada armonía perfecta, que asocia el arte del ataque y la defensa en una sola combinación imparable. Con la cual voy a privarte de tus sentidos uno tras de otro."

Cuando Shaka ejecuta el Tenbu Horin, las víctimas quedan inmóviles. No pueden atacar ni defenderse, pues el Tenbu Horin es el perfecto balance de ataque y defensa a la vez.

Muchos devas tienen poderes divinos, y gobiernan reinos celestiales de felicidad y esplendor. Los devas viven desde edades incontables, pero sus vidas tienen un fin, porque los devas no están libres del ciclo de nacimientos y muertes (los seis estados). Esa distinción pertenece solamente al Bosatsu, el Rakan, el Nyorai (Buda). Entre las ocho legiones, los devas son representados lo más a menudo posible por Bonten, Taishakuten, los cuatro Shitenno (especialmente Bishamonten), y la diosa Benzaiten.

Los Tenbu no son salvadores budistas, sino seres espirituales situados en lo más alto de la escala, sobre los seres humanos, pero bajo el Bosatsu y el Nyorai. Se veneran como dioses y diosas en el budismo japonés, pero siempre se consideran espiritualmente inferiores al Bosatsu y al Nyorai.

Los Horin danzan en el cielo, los horin son los nueve círculos que vemos en las decoraciones llamadas sorin en las pagodas budistas. Estos nueve círculos representan los cinco grandes budas y los cuatro grandes boddhistavas.

(2) · RIKUDÔ RINNE = El Ciclo Infinito del renacimiento a través de los Seis mundos
pron.jp. Riku Dou Rin Ne (kurumanga)
六道輪廻 [rikudou rinne]

Metempsicosis a través de las seis vías: Este ataque de Shaka hace referencia a un concepto budista llamado la "metempsicosis", es decir, las reencarnaciones que sufren los hombres en función de los actos que han cometido en sus vidas precedentes. Los seres humanos comunes se reencarnan en seis mundos que globalmente se llaman el Meikai (mundo de la errancia).
Ver apartado Karma, Samsara y Metempsicosis en este mismo artículo.

El "Samsara" es un círculo o ciclo sin fin de renacimientos y muertes en los seis infiernos.

En el Budismo se plantean 6 posibilidades para tu siguiente reencarnación según con la doctrina Karma. El Karma se basa en los actos en vida de cada persona y en las consecuencias morales que se desprendan de ese proceder. Los actos humanos determinan su reencarnación posterior, por lo que las buenas acciones lógicamente serán recompensadas, como serán castigadas las malas. El budismo sostiene que no existen en el mundo los placeres inmerecidos ni los castigos injustificados, sino que todo es más bien producto de una justicia universal. El proceso kármico actúa por medio de una ley moral natural, más que por medio de un sistema de juicio divino. El Karma de cada individuo determina asuntos tales como su belleza, su inteligencia, su longevidad, su salud y su nivel social. De acuerdo con las enseñanzas de Buda, dependiendo del tipo de karma que tenga cada persona, puede reencarnarse en un ser humano, un animal, un fantasma hambriento, un guerrero, un habitante del infierno o incluso en alguno de los dioses de la religión hindú.

Jigoku-kai    
     
     
  Gaki-kai
Shura-kai
Chikushô-kai    
     
 
Jin-kai
Ten-kai

- Jigoku-kai (en sánscrito: naraka) : mundo infernal, padeciendo a causa de malas acciones.
- Gaki-kai (en sánscrito: preta) : mundo de los demonios o espíritus hambrientos, deseos insaciables, contínuos.
- Shura-kai : mundo de los semidioses o espíritus maléficos guerreros (ashuras).
- Chikushô-kai (en sánscrito: tiryagyoni) : mundo de las bestias, apego y dependencia.
- Jin-kai : mundo de los hombres.
- Ten-kai : mundo celeste, también llamado mundo paradísiaco (Gokuraku no Sekai) por Shaka, mundo de los
devas, que a pesar de ser seres celestiales, todavía residen en el mundo de las retribuciones.

Son seis estados de nuestra mente, o de nuestras actitudes y vida corriente, que nos mantienen en la rueda del Samsara (sufrimiento sin fin). Tres de estos estados son considerados con karma positivo, y otros tres con karma negativo. Shaka nombra como sitio más peligroso al cielo (o sea, donde reencarnas como un dios Hindú), eso es porque a pesar de que el budismo no niega la existencia de dioses, no les atribuye ninguna importancia especial. La vida de los dioses en el cielo es larga y apacible, aunque están sujetos a los mismos problemas que puede tener cualquier otra criatura, por lo que están expuestos a una eventual muerte y a una futura reencarnación en un estado de existencia inferior. No son los creadores del Universo, ni tampoco controlan el destino de la humanidad, por lo que para el Budismo, el rezar o hacerles sacrificios no tiene ninguna utilidad. De las distintas modalidades de reencarnación, la humana es la mejor, porque las deidades están tan absortas en sus propios placeres que pierden de vista la necesidad de redención. Por lo tanto, la posibilidad de ser un iluminado es válida sólo para los seres humanos.

Estos 6 ciclos de renacimiento permiten a Kurumada poner un poco más de simbolismo hindú alrededor de Shaka, la descripción detallada de los 6 mundos de la Metempsicosis es a grandes rasgos la siguiente:

1) el mundo infernal (Jigoku-kai) : Aquellos que han cometido actos nefastos durante su vida son enviados a este mundo donde los demonios los torturan, conocerán terror permanente y sufrimientos eternos. Es un mundo de sufrimiento debido al mal karma, y como dice Shaka: « el primero es el infierno, donde se consumen el océano de fuego, ríos de sangre, montañas mórbidas, lluvias de azufre, de temor tras temor interminable, aquellos que caigan en este mundo sufrirán eternamente ». Tormento día y noche, cadáveres apilados unos sobre otros... el infierno como se conoce popularmente. “es el lugar donde las personas que fueron malvadas en vida reciben su castigo después de morir”.

2) el mundo de los demonios devoradores o fantasmas hambrientos (Gaki-kai) : Aquellos que son enviados a este mundo se convierten en Gaki, demonios que sufren hambre eternamente. Este es el mundo de la hambruna y los hambrientos, el mundo de la insaciedad, Shaka comenta que el segundo infierno es el de la hambruna, los que caigan en este mundo viven con la piel sobre los huesos, sus cuerpos se hacen esqueléticos y con el estómago inflamado, hinchado por el hambre, preparados para todo con tal de comer cualquier cosa como un lobo hambriento, semicadáveres con los interiores distendidos, con bulimia sin fin y hambre eterna, buscarán siempre comida y saltarán sobre la carne muerta, sobre el primer cuerpo que sea derrotado por el hambre, sin que los que lo consuman se sacien, pasaran los días devorando y devorando. “El lugar en donde caen y reciben su castigo las personas llenas de avaricia. Sufriran de tanto comer y beber sus propias entrañas y se convertirán en fantasmas habrientos”.

3) el mundo de las bestias (Chikushô-kai) : En el tercer mundo las víctimas se convierten en bestias e inician una lucha salvaje por la supervivencia, son tanto cazadores como presas de sus iguales, en un mundo donde prima la ley del más fuerte, es el más fuerte quien se come al más débil en una batalla eterna por la supervivencia en la hay que matar a sus depredadores para alimentarse y continuar con vida, donde sólo el más fuerte, ágil y hábil sobrevive a los demás. “Humanos que vivieron según su instinto causando sufrimiento a aves, insectos y peces, renacen y se vuelven animales en un mundo de privación total”.

Los tres mundos mencionados son las tres malas vías (San’akudô), a donde son enviados tras su muerte aquellos que han cometido malas acciones.

4) el mundo de los guerreros (Shura-kai) : El cuarto mundo es el de la guerra (Ashura) y los Asura (divinidades guerreras), un mundo repleto de asesinos y adversarios, donde vivirán la eternidad peleando y combatiendo entre sí, en una lucha interminable de sangre y muerte, en la que no existe un campeón... sólo perdedores. Lucha a muerte día y noche sin descanso, para saciar sangre de venganza que nunca acaba, la sangre es derramada eternamente. Mata o muere, todo el tiempo habrá sangre y muerte, aquellos que caigan en este mundo tendrán que estar peleando día tras día sin final. “El lugar donde las disputas son eternas y donde viven los aduladores de los dioses. Si caes en este lugar nunca descansarás y tendrás que continuar peleando con tus enemigos por toda la eternidad”.

Los Ashura son seres justo debajo de los seres humanos en los seis estados de la existencia. Los Asuras son semidioses o seres semi-bendecidos. Son poderosos, con todo feroces y peleones, y como los seres humanos, son en parte buenos y en parte malvados. En sus manifestaciones más tempranas hindues y brahmanes, los Ashura están luchando siempre con los Ten (Deva) por la supremacía (a menudo combaten las deidades comandadas por Taishakuten, el señor Indra de la mitología hindú). Los Ashura se comparan a veces con los Titanes de la mitología griega. En una leyenda, están de pie en el océano con el agua que alcanza sus rodillas, pero en la mayoría de narraciones, los Ashura no son gigantes.

5) el mundo de los humanos o de las emociones (Jin-kai) : Es el mundo donde viven los hombres, felicidad, cólera, ira, llanto, miseria y tristeza, todo está mezclado en un mundo siempre sacudido por las emociones, ese es el inestable mundo de los humanos. “El mundo en donde las personas sufren en su propio infierno, el concepto de Bien y Mal se vuelve inestable en este mundo”.

6) el mundo de los dioses (Ten-Kai) : El último mundo es el cielo, el paraíso de los Devas, criaturas celestes, se encuentra por encima del mundo de los hombres pero no escapa al dominio de la metempsicosis. Allí se puede llegar como hombre, bestia, fantasma hambriento, monstruo o espectro... no se fíen de las apariencias... este lugar es el más peligroso de todos los infiernos, ya que desde allí puedes caer a cualquiera de los otros mundos con un solo pensamiento vil o insano, cuando la persona cae ahí si comete alguna acción negativa caerá a uno de los otros infiernos, una eternidad de terror espera al día siguiente a sus huéspedes. “Lo han descrito como superior al mundo de los humanos pero nunca es posible escapar de ser enviado a otro infierno en el territorio de los dioses”.

En el Budismo, estos 6 mundos corresponden a 6 esferas en las que el ser humano evoluciona según su karma :

EL INFIERNO

La fosa de los demonios : caen aquellos que demostraron avaricia, no asistieron a los necesitados, cometieron actos perversos y tuvieron ambiciones desmesuradas se transforman en demonios.

La fosa de las bestias: aquellos que no pueden distinguir entre el bien y el mal, aquellos que caen en el vicio y la lujuria se convierten en animales.

Los Asuras : los esquizofrénicos, sean buenos o malvados, y los supersticiosos devienen asuras, ya sean felices o desgraciados.

EL MUNDO DE LOS HOMBRES : aquellos que logran respetar en vida terrestre las 5 abstinencias fundamentales (no matar, no robar, no mentir, no cometer adulterio, no saludar) regresan tras su muerte a este mundo y se encarnan en una nueva persona.

LA ESFERA CELESTE

El Paraíso, van aquellos que logran deshacerse de las 10 maldades fundamentales y cultivan la virtud durante su vida dedicándose plenamente a la moral. Pero una vez en la esfera celeste, su suerte no está echada pues siempre pueden migrar más tarde hacia otro mundo si su comportamiento cambia. (Notarán el parecido perfecto con la descripción de Shaka)

También existen otros mundos en el Budismo que no fueron nombrados en el anime, estos son:

7) Aprendizaje (shomon): los seis estados anteriores, desde Infierno hasta Éxtasis, surgen por el imperio de los impulsos o deseos, pero quedan bajo el absoluto control de las restricciones que les impone el entorno y son extremadamente vulnerables a las diferentes circunstancias. Aprendizaje, por el contrario, es una condición que se experimenta cuando uno lucha por un estado de satisfacción y estabilidad, mediante la reforma y el desarrollo de la propia vida. Concretamente, shomon es la condición en la que uno se dedica a forjar una vida mejor, aprendiendo de las ideas, el conocimiento y las experiencias de sus antecesores y contemporáneos.

8) Comprensión Intuitiva (engaku): es una condición similar a la del Aprendizaje, porque en ambas se realiza una lucha por reformarse a uno mismo. Pero lo que los diferencia es que, en el estado de Comprensión Intuitiva, en vez de intentar aprender de lo que lograron los antecesores, uno trata de dominar el proceso de la propia transformación mediante la observación directa de los fenómenos.

9) Bodhisattva (bosatsu): es un estado marcado por la misericordia, en el que el individuo se dedica a la felicidad de los demás, aunque ello implique sacrificios.

Las personas de Aprendizaje y Comprensión Intuitiva tienden a carecer de misericordia y a llegar a extremos en la búsqueda de la propia perfección. Por el contrario, un bodhisattva descubre que el camino hacia ella radica en la acción misericordiosa de salvar a otros del sufrimiento.

10) Budeidad (butsu): esta condición se alcanza cuando uno logra la sabiduría de percibir la realidad última de su propia vida y adquiere la infinita misericordia de dirigir constantemente sus acciones hacia objetivos benevolentes; cuando desarrolla un yo eterno y una pureza absoluta en su vida, que nada puede mancillar. La Budeidad es un estado ideal que se puede alcanzar a través de la práctica budista. Ataque Divino contra los Demonios.

(3) · TENMA KÔFUKU = La Capitulación de los Demonios
pron. jp. Ten Ma Kou Huku (kurumanga)
天魔降伏 [tenma koufuku]

La rendición de Tenma : Tenma es uno de los nombres que los japoneses dan a Mâra, el rey de los demonios que obstaculizan el camino de los que siguen a Buda. El Tenma kôfuku hace referencia al momento en que Sakyamuni alcanza la iluminación. Mâra quería cazarlo bajo el árbol de Bodhi ("iluminación" en sánscrito) pero Sakyamuni tomó a la tierra como testigo y provocó un seismo que hizo huir al demonio.
Ver apartado dedicado al príncipe Siddharta en este mismo artículo.

(4) · TENKÛHAJA CHIMIMÔRYÔ = La Destrucción de los Espíritus
(“Invocación de los espíritus del bien y del mal”)
pron. jp. Tenkuuaja Chimimoryu (kurumanga)
天空覇邪魑魅魍魎 [tenkuuhaja chimimouryou]

(Tenkûhaja Chimimôryô / pron: Tenkuuaja Chimimoryu) [en chino: Invocación de Espíritus Celestiales de la Tierra y el Agua]

Los chimimôryô del haja celeste: Los Chimimôryô son espíritus de las montañas y los cursos de agua que no son de origen budista. No obstante, el haja es una noción budista que significa destruir los juicios erróneos para poder proteger al kenshô, que es el hecho de mostrar la verdad.

Una escena muestra a Shaka niño salir de una flor de loto con el dedo índice hacia el cielo y el otro hacia el suelo, y pronunciando la frase «Tenjô tenga yuiga dokuson» que significa «En tu universo no hay ser más respetable que yo». Esta frase fue pronunciada por Siddhârta durante su nacimiento después de haber hecho siete pasos en dirección de cada punto cardinal.

En algunas imágenes relacionadas con Shaka y Buda se aprecia una coincidencia con la leyenda del nacimiento de Siddhartha Gautama, conocido como el primer Buda y perteneciente al clan Shakyamuni, de donde proviene el nombre de Shaka.

(5) · KÂN
(kurumanga) 不動 - カーン [kaan]
Escudo de Energía, Símbolo mantra - Signo de protección

(Símbolo mantra - Signo de protección) En el budismo esotérico esta sílaba está asociada a Fudô Myôô (Acalanâtha en sánscrito), uno de los myôô (reyes iluminados) protectores de la ley de Buda. Podríamos entonces considerar que Shaka invoca la protección de Fudô en su calidad de representante de Buda.

(6) · OHM
(kurumanga) 南無 - オーム [oomu]

Para desplegar toda su energía, Shaka invoca la sílaba Om (pron: “Aum”, una antigua sílaba vedicta que representa el sonido universal de la creación) de hecho son 3 sonidos (a – u –m) pero 2 símbolos silábicos "O" y "Mu".

En el hinduismo, se considera esta sílaba como una sílaba sagrada, es la sílaba primordial que, al vibrar, creó el Universo entero y seguirá vibrando hasta el final de los tiempos. Se trata del sonido más sagrado; el sonido original corresponde a la letra ongkara (nuestra "O" en grande), y que se pronuncia más o menos "ong" o "AUMm..". El carácter se descompone en 3 sonidos o letras del alfabeto sánscrito : a – u –m, representan el principio, el medio y el final del Universo. La recitación de esta sílaba permite acceder a las fuerzas del universo; así, Shaka puede, pronunciándolo, acceder a un gran poder. En el budismo esotérico, la sílaba om se pronuncia siempre al principio y al final de las encantaciones, mantras, de los correos, e incluso con ocasión de ciertas ceremonias no religiosas.
Ver apartado Los Mantras y "Om" el sonido primordial en este mismo artículo.

A veces, en vez de pronunciarlo, se hace sonar un gong, cuyo sonido es un "OM" instrumental. Seguramente se habrán dado cuenta que a menudo, durante el combate entre Ikki contra Shaka (en concreto cuando este último se prepara para desarrollar sus poderes, los 6 mundos de la metempsicosis, tesoro del cielo etc ..) oímos ese sonido!!. Aunque pareciera puramente un efecto sonoro estético, creado por el equipo de producción que le sienta bien a la escena, comprobamos que el más mínimo detalle toma sentido en Saint Seiya.

El alfabeto katakana, para los japoneses, sirve para retranscribir palabras estranjeras, y AUM no es la excepción, no se pueden escribir las palabras tal y como son pronunciadas, los hiras y katas son retranscritos en romanji conforme a ciertas reglas básicas, por lo que hay que escribir "Ômu" y no "Aum". Los japoneses usan muy poco el romanji (para marcas, publicidad...) por lo que se presenta como mucho más útil para los occidentales.

"OM" es la palabra que denota a Dios. La palabra OM debe ser recitada repetidamente, mientras se piensa en su significado. Con esta práctica la conciencia se repliega hacia adentro y los obstáculos en la meditación son superados (la enfermedad, la estupidez, la duda, la postergación, la pereza, el deseo, la percepción errónea, la incapacidad de mejorar y la inestabilidad). Los síntomas que acompañan a la distracción mental son el dolor, la depresión, el temblor del cuerpo y la respiración arrítmica, para removerlos (a los obstáculos y síntomas que los acompañan), se debe practicar la concentración en un solo principio.

Signos particulares : Shaka lleva un tikka entre sus cejas, un pequeño punto hecho de ceniza roja y polvo de arroz (a veces excremento de vaca) que llevan las mujeres indias recién casadas (aun vírgenes) así como los fieles cuando entran en un templo u otro lugar sagrado. Mientras es rojo en la versión animada, es blanco en la versión papel. Este indicio es importante pues se trataria de una de las 32 características de los budas que los japoneses llaman byakugô o “pelo blanco” (urna en sanscrito). Se trata en efecto de un pelo blanco que mide 4,5 metros y enrollado hacia la derecha, del cual emana una luz que simboliza la sabiduria del Buda. En las estatuas budistas este pelo es representado a menudo con una piedra de cuarzo.

Ese pequeño punto pintado sobre su frente simboliza el Ajna, el tercer ojo según los budistas, el sexto Chakra, frontal, el asiento de la mente, la habitación del alma, un importantísimo centro de energía localizado en la zona del entrecejo, el espacio entre las cejas, una vez abierto se obtiene la visión de la realidad superior del Universo.

El centro de la frente está relacionado con la capacidad de visualizar y entender conceptos mentales. Esto incluye los conceptos del mundo y del universo de la persona, o la forma en que considera al mundo y las probables respuestas que éste le dará. En el ser humano es el centro integrador de la personalidad. Es visualizado como un disco de color índigo con dos "alas", una a cada lado. La meditación concentrada en el Ajna favorece el aquietamiento de la mente concreta, la concentración de sus capacidades de discernimiento a la manera de una lente que permite enfocar la visión y que aporta claridad. Hay dos pétalos (Yoga Nadis) en cada lado del loto (chakra). Este chakra es de un color blanco puro como el de la luna llena. El centro correspondiente en el cuerpo físico es el plexo cavernoso.


INDICE SHAKA Y EL BUDISMO
[ 1 | 2 | 3 | 4 | 5 ]