ARTICULOS

¿SAORI, DIOSA GUERRERA?

Fanart de Carlos Alberto Lam Reyes (Perú)

Tauro Aldebarán (España)

Este artículo se refiere esencialmente a Saori. Muchas personas no aprecian realmente a la señorita Kido, pero otros tienen un afecto muy particular por la rica heredera que descubre repentinamente que el destino de la humanidad pesa sobre sus hombros.

Sin embargo, si el rol que tiene a lo largo de la historia es primordial y siempre teñido de un altruismo inherente a su personalidad, desde siempre muchos fans tienen un pesar al respecto: les habría gustado ver a Saori tomar las armas y que asuma finalmente su estatuto de diosa guerrera, batiéndosa junto a sus caballeros, en vez de verla como una diosa sufridora y muy sacrificada (hasta cierto punto masoquista).

Cualquiera que esté algo informado sobre la versión original de la diosa Atenea, se podrá dar cuenta que era bastante diferente a Saori. La Atenea de la mitología era una diosa fuerte y extremadamente vengativa, una luchadora experta que no se dejaba humillar en la menor forma. Nació de la cabeza de su padre Zeus, completamente adulta y armada para la guerra, y lo primero que hizo fue matar a un titán, así, sin más.

En cambio, nuestra Saori es totalmente diferente, es una muchacha asustadiza y tímida, y con grandes habilidades para el autosacrificio, pero nunca para la guerra ni la estrategia. Se la ve incapaz de llevar a cabo un acto de venganza y menos aun de sostener una lucha encarnizada. ¿Cómo es posible que Saori sólo sea una chica linda?, debería estar al frente de sus caballeros... en cierto modo se nota que le hacen falta el búho, el escudo y la diosa Niké para no cometer errores.

Para algunos, la actitud de Saori esta presumiblemente justificada por la educación y niñez que tuvo. Era una niña consentida, endiablada y falsa con su abuelo, vamos, un estereotipo de niña rica engreída.

Desde el principio se percibe una verdadera progresión en la afirmación de su divinidad por parte de Saori. Al principio se limita a un papel pasivo, atravesada por una flecha sobrevive por su estatuto divino y por lo que inspira en el corazón de sus entusiastas y verdaderos servidores. Luego, su papel pasa de ser pasivo a la toma de decisiones, es decir, sacrificarse, de manera pasiva ciertamente, pero con pleno conocimiento de causa en el Pilar Central del Imperio submarino (Main Blade Winner), para asumir finalmente su papel de divinidad encerrando a Poseidón y suicidándose para llegar al Hades y el reino de su antiguo enemigo, Elisium, con el fin de deshacerse de él. Si bien globalmente tiene ciertos rasgos de la Atenea que todos desearían ver, eso no le da el premio a “la Mejor Encarnacion de Athena”.

Fanart de Carlos Alberto Lam Reyes (Perú)

¿Es Saori verdaderamente la reencarnación terrestre de Atenea?, (lo que no vamos a poner absolutamente en duda) ¿cuando reencarna, qué le pasa a su memoria?, ¿por qué ella no puede igualar las técnicas de sus caballeros?, ¿es que la Atenea de Kurumada es una Atenea puramente sacrificatoria y defensiva, en cuyo caso no representaría realmente el icono mitológico tradicional?, ¿es que el hecho de que Saori no pueda igualar los resultados de sus Santos se debe a la situación particular de su reencarnación, creciendo tranquilamente en casa del anciano Mitsumasa?...

en este caso podríamos pues avanzar la hipótesis según la cual, en una reencarnación "clásica" en su Santuario, Atenea es formada en la batalla cerca de sus Caballeros. ¿Cómo sería la actual reencarnación de Atenea si hubiese sido criada por Shion, Aioros y Dohko....?, ¿no creen que hubiese sido mejor, al menos similar a Shaina?.

Todas estas preguntas tendrían su respuesta si admitimos que precisamente Saori no haya tenido aún acceso a algunas informaciones sobre su divinidad, lo que tendría como efecto limitar sus capacidades ofensivas.

Da la impresión de que Kurumada quiso dejar clara la diferencia entre la parte mortal del personaje (Saori Kido, una adolescente de familia rica, donde el señor Kido, por mucho que se preocupase por ella, tuvo una gran culpa en que fuera una niña mimada) y la diosa griega de la guerra, pero no le salió bien. De entrada, porque su visión de Atenea parece bien distinta a la que tenían los griegos, sino, no se entiende que incluso en los arrebatos más guerreros de Atenea en la serie parezca una hermanita de la caridad o princesa en apuros más que la diosa de la guerra inteligente.

La memoria parece que es algo que para Kurumada no cuenta, si desde luego lo hiciese se habría evitado totalmente la carnicería de la saga de Hades, porque entre otras cosas se habría cuidado mucho más de regar generosamente con su sangre a las armaduras de sus caballeros de oro, cosa que no hizo. Y eso que tuvo dos ocasiones para ello. Una cuando se suicida, y otra cuando evita que Hades mate a Shun, con Shaka como testigo.

Y habría que ver qué hubiera pasado con Shaka vistiendo una godcloth de oro, ¿no les parece?...

Lo que quizás más saca de quicio a los fans de Saori (o mejor dicho, de Kurumada) es esa manía de sacrificarse, incluso portando armadura y todo. ¿En qué cabeza cabe que vistiendo su armadura y con grandes posibilidades de vencer ella sola a Hades (que recordemos que para eso cierra el muro de las lamentaciones tras de ella, porque no quiere más muertes, y eso lleva al sacrificio de los 12 caballeros de oro y a la muerte de Kanon, que tiene que enviar hasta el muro la armadura de Géminis), permita a Hades encerrarla de nuevo en una tinaja para sacrificarse por la humanidad?.

Da la impresión que todo lo que produce el Sr. Kurumada es misógino, porque ninguno de sus personajes femeninos logra resaltar, ni siquiera un poco. Todos terminan siendo clones medio sosos de una mujer boba que muere por estar con Seiya, así que por esa razón Saori/Atenea no es capaz de hacer algo que no esté categorizado dentro de lo "aceptable" en una mujer, como rezar y sacrificarse. Una verdadera diosa Atenea jamás habría cometido las estupideces que vemos en la serie. Saori es la mujer ideal de un machista, por eso jamás se ha lucido haciendo algo destacado.

De hecho, hasta la supuestamente dura Shaina, desde el momento en que se confiesa enamorada de Seiya pasa de ser una temible adversaria a ser una luchadora mediocre, cuyo papel se reduce a proteger a Seiya y ser la percha de los golpes, en la saga de Poseidón termina adoptando ese papel de "mujer florero", incluso hasta en el film 5 Tenkai Hen Overture, donde para terminar de fastidiar al personaje la transforman en una vendida a las huestes de Artemisa. Lo de Marin también tiene mucho delito, pues se supone que siendo la maestra de Seiya tendría que haber dado más juego y no limitarse a eludir combates e incluso a permitir que casi la maten ahogada en el mar.

Hilda tampoco sale muy bien parada, puesto que su cometido no es muy distinto que el de Saori/Atenea: rezar, rezar y rezar para salvar al mundo, aunque teóricamente sea una valkiria... Flare representa el papel de lo que parece que los japoneses piensan que tiene que ser una mujer: alguien débil que debe ser protegido, boba, ñoña y simple, incapaz de hacer nada por sí misma (¿qué fue lo que le vio Hyoga?), en fin, mejor no pensarlo mucho, porque cuanto más uno lo hace más se indigna.

Y podríamos pensar que todo esto se debe a la mentalidad japonesa, pero incluso así se nos vienen a la cabeza muchísimos mangas donde las mujeres desempeñan un papel no digno, sino dignísimo, realizando las tareas para las que han sido preparadas: Evangelion, Macross (quitando a Minmai que es otra mujer florero, y además totalmente estúpida e insufrible), Appleseed, Dominion Tank Police, Akira, Ghost in the Shell, Cowboy Beebop, Ranma 1/2 y tantísimos otros. Pero con Saint Seiya está visto que les tocó la china a las mujeres, y por un motivo o por otro todas ellas se ven reducidas a simples comparsas de los hombres.

La Atenea griega jamás hubiera actuado de esta manera tan estúpida, incluso en los últimos tiempos del Helenismo, en que era más bien una deidad protectora antes que guerrera. Pero si tenía que proteger a los suyos, pobre del que se le pusiera por delante. También con respecto a esto de la memoria es curioso, tanto Poseidón como Hades, cuando reencarnan, recuerdan perfectamente bien su cometido. Incluso los espectros de Hades lo recuerdan. ¿Por qué ha tenido Kurumada que crear una Saori/Atenea tan boba, despistada y con esa irresistible pasión por el masoquismo?. A más de uno le habrán entrado ganas de mandarle por correo a Kurumada los textos de "la Iliada" y "la Odisea", para que se entere de quien fue realmente Atenea, la deidad de los ojos de lechuza.

La verdad es que si uno se anima, este tema de Saori/Atenea da para hablar largo y tendido... Si los antiguos griegos levantaran la cabeza y vieran esta Atenea se volverían a morir del susto, porque si bien es cierto que al principio la Atenea griega era bastante belicosa, desde siempre se caracterizó por la inteligencia en la batalla, en contrapunto con su tío Ares, que simbolizaba la guerra irracional (con el que por cierto se llevaba bastante mal, parece ser, sobretodo por ser bastante cortito de mente); y aunque, por decirlo de algún modo, era partidaria de agotar la "vía diplomática", si había que ir a la guerra, se iba y además se ganaba. Y por supuesto, como todos los dioses griegos, aplicaba aquello de que la venganza es plato que se sirve frío.

Ya que nadie duda de que Atenea tiene un cosmos enorme, como pudimos ver en numerosas ocasiones, cuando se trata de sacrificarse, sobrevivir y resistir, por la Tierra y la Humanidad, ¿imaginan ese cosmos aprovechado de un modo ofensivo?.

 

Hablamos de Atenea, pero es lo mismo para Julián/Poseidón y más aún Hades. En los tres casos da la impresión que su potencia es fenomenal, "divina" precisamente, pero que no la utilizan de manera bruta y absoluta.. no impresionan vamos. ¿No sería más juicioso, con tal poder a su disposición, que usaran técnicas precisas, tal como ocurre con los guerreros que forman sus filas?. Ya que precisamente el duelo que opone Atenea a Hades es bastante insípido a causa de eso: ninguna técnica, ninguna estrategia, justo una charla y un cara a cara de las dos cosmoenergias divinas oponiéndose una a la otra.

Una vez más, ¿Saori sería una de las más débiles reencarnaciones de la historia de Atenea?, puesto que suponiendo que en sus anteriores reencarnaciones se haya formado en el combate en su Santuario desde su más tierna infancia, a la espera de las batallas futuras por venir, en este caso ella debería aprender por sí misma, de urgencia, y sin haber tenido nunca nociones básicas, en términos de combate en particular.

¿Saori dispone de la autodefensa divina ???

Cuando alguien ataca a un Dios, su ataque es regresado imperativamente contra él... (Poseidón lo dijo tajantemente). Ahora bien, si eso es verdad, ¿cómo es que eso no pasa con Atenea?.

Se nos dice en el manga que Atenea no está completamente despierta, pero cuando Seiya ataca a Poseidón este tampoco está totalmente despierto tampoco.

¿Por qué Atenea recibe la flecha de oro en el pecho mientras que los ataques contra los dioses debían volverse contra aquellos que los lanzaron?

Puede ser que Atenea sólo se convierte realmente en diosa cuando el escudo de la gran estatua y su cetro la bañan con esa luz "divina". De todos modos, el bloqueo y regreso de ataques no debe ser completamente automático, parece que debe ser necesario que exista voluntad de bloquear el golpe, que al menos el cosmos del dios sea activado y desplegado en el momento del ataque. Resumidamente, si alguien ataca a un dios por sorpresa entonces el dios puede ser alcanzado. Además, esa defensa no es absoluta y puede superarse (Seiya, Shiryu y Hyoga logran alcanzar a Poseidón aun después de que este haya despertado).

Finalmente, no parece que la flecha de oro sea un ataque normal de Tremy de Flecha, es seguramente un arma especialmente concebida para matar a un dios.

Mu sugirió que la batalla del Santuario era una prueba divina para someter a un test a Saori, para ver si era la digna reencarnación de Atenea (porque que le clave una flecha uno de sus saints, no es algo de lo que se pueda sentir orgulloso un dios). Quizás más tarde nos digan que los dioses Olímpicos se implicaron en los asuntos terrestres antes de lo que pudieramos haber imaginado... El efecto de sorpresa fue efectivo en el caso de la flecha... Saori cayó en la trampa y ya está... pues algunos episodios antes, doblegó a su voluntad una nube de cuervos... ¿recuerdan?.

Muchos piensan que Saga "ayudó" a Ptolemy para matar a Atenea con ayuda de una flecha de Oro... la flecha de Oro tiene un vínculo con Saga, que pidió a Ptolemy, con el poder de lanzar flechas fantasmas, que lanzara esta ocultándola. Sólo hay que ver a su antecesor de los tiempos mitológicos: Maya... que lanza flechas envenenadas. Hasta el siglo XX, se puede imaginar que la armadura de plata de Flecha evolucionó... como la de Lira (de Orpheus a Orfeo)... pero Ptolemy como Silver Saint, en un combate diferente, no tendría una flecha de Oro a su disposición. El objeto es "Especial Atenea" a demanda de Saga. Si el Pope hubiera enviado a Ptolemy con Babel, Asterion, Misty.... este habría exhibido poderes "normales" (los de Maya, ¿por qué no....? acompañados de flechas fantasmas).

¿Piensan que si Kanon no se hubiera interpuesto delante de Saori, y ella hubiera recibido el tridente de Poseidón, Saori lo habría rechazado??

Por lógica aquel que posee un cosmos más potente que el ataque u objeto que rechaza debe ser capaz, por lo que habría funcionado.

¿Y el caso de la flecha de Artemis en el Tenkai?, ¿qué hubiera sucedido si no se hubiera interpuesto Toma? (sí, otra vez lo mismo)

No se sabe lo que habría pasado...

¿Por qué motivo la defensa personal divina falla?

Simple, ya sea Atenea, Hades, Poseidón o incluso Abel, sólo hay dos elementos que hicieron que este mecanismo de defensa personal fallara: la sorpresa o una voluntad superior.

--

Efectivamente, cuando Saori se ve afectada por la flecha, no parecía encontrarse de ninguna manera en su estado "divino", es decir, en pleno uso de sus facultades, fuerte y potente, resumidamente, "divina". Algo similar le pasa a Julian, fue invencible hasta que la voluntad de sus adversarios lo supera y lo alcanza mediante la flecha que lo golpeó, perdiendo entonces su autoconfianza. Para Abel es similar, es cuando constata los esfuerzos de Seiya y se pone a dudar, su defensa personal se diluye. Mismo proceso para Hades, que se ve afectado por el ataque sorpresa de Atenea. Cuando un elemento perturba su autoconfianza divina o su certeza profunda, se rompe la defensa divina.

Ya no se hace extraño preguntarse si un caballero de bronce, el más bajo grado de la caballería, estaría en condiciones de matar a Saori durante un cara a cara, puesto que esta última, a pesar de su cosmos divino, no tuvo formación de combate y se encontraría pues en la incapacidad de usar de manera adecuada su energía.

Es quizás por otra parte para atenuar a esta Atenea un tanto debilitada, debido a su historia, que en esta generación se rodea de cinco caballeros excepcionales. Una historia de destino, diríamos ...

Resumidamente, todo lo que rodea a Saori está lleno de cuestiones (vaya que sí) y, más aún, la manera en que los dioses usan su cosmos, preguntándonos si Atenea en los tiempos mitológicos ya luchó a la manera en que lo hacen sus caballeros o si se limita siempre a manifestar solamente su cosmoenergia sin técnica precisa, a la manera por otra parte de las otras divinidades principales que se pudieron ver en acción.

No hay que buscar mucho más lejos. Aparemente Kurumada quiso hacer de Atenea a la representante del bien, por lo tanto no violenta y llena de amor. Al límite hace pensar mucho más en Jesucristo que en la verdadera Atenea.

Toda letanía que podemos apreciar en Atenea, salvo su divinidad, lo podemos encontrar también en la Virgen María. Saori no sabía que era Atenea, la Diosa de los Saints, al igual que María no sabía que iba a ser la madre de Dios, ambas habían nacido con ese atributo. Asimismo, Atena desde la distancia acompaña y "ora" por sus caballeros y con su cosmo los bendice en sus batallas para que se levanten y realicen milagros, ardiendo sus cosmos hasta niveles inalcanzables. Del mismo modo, María siempre está con los cristianos creyentes, los bendice y los lleva de la mano.

La Atenea que se tiene aquí es una mezcla de la "verdadera" y “original” Atenea de la mitología clásica y de Saori Kido... Quizás a Saori le pasa como a Shun, no quiere o detesta luchar, pero el caso es que Atenea es, entre otras cosas, la diosa de la guerra en la antigüedad.

Eso le añade más aún un lado de Santa y sobretodo el lado del "bien" que parece defender, volviendo a StS aún más maniquista. Muchos fans aprecian este personaje que no tiene deseo de tomar la vida de los otros, completamente privado de toda hostilidad...

Para saber si Saori es una de las reencarnaciones más débiles desde un estricto punto de vista guerrero es necesario saber si en el Universo de Saint Seiya, Atenea tiene siempre esa faceta de autoridad moral absoluta. En caso afirmativo, entonces Saori/Atenea debe ser bastante próxima a las reencarnaciones precedentes.

En Saint Seiya, el bien parece ser un concepto muy vinculado a la feminidad, sobretodo en las filas de Atenea. Amor y no violencia parecen pertenecer a la naturaleza de las mujeres, que deben llevar una máscara cuando escogen convertirse en saint para probar que tienen que renunciar a esa naturaleza.

¿Los caballeros hacen el bien cuando luchan y matan a sus enemigos?.

Eso es lo que debatieron Shun, Mime e Ikki, ¿lo recuerdan? ...

Mime : “¿Por qué insistes en pelear?, ¿Por qué Andrómeda? ¿acaso crees que podrás proteger esta pobre y miserable tierra? ¿crees que esta tierra merece que apuestes tu pobre vida? ¿o crees que llegará el momento en que haya paz sin delitos, acaso lo crees?, eres un utopista, piénsalo... tu has herido a muchas personas en la batalla de las 12 Casas Andrómeda; incluso tú también resultaste herido... ¿y que fue lo que conseguiste?, todo lo que has conseguido es... otra batalla.”

Shun : “Es verdad. La justicia de nuestra causa no justifica la sangre que he versado. Desde mi infancia, he sido obligado a hacer lo que siempre he detestado. He sido obligado a luchar y matar con mis propias manos, y que he ganado sino el derecho a batirme de nuevo. Seiya, Atenea, amigos, ayudadme, ya no sé quien tiene razón y quien no. La paz sólo es una ilusión, la guerra no puede engendrar justicia, soy un asesino. Será cierto lo que me dijo Mime. El resultado de una pelea es que.... haya otra pelea. La paz no llegara aun cuando nos esforcemos!... Decidme, Seiya,.... Saori,.... Shiryu,.... Hyoga,....¿Por qué?... ¿Por qué no me respondéis?.... ¿¡Por qué peleamos!? ”

Ikki : “Shun... no hay respuesta a tu pregunta... todo lo que podemos hacer es tener confianza en la justicia y creer en un mundo mejor. Ya se que es duro a veces y que la duda nos asalta en los momentos difíciles pero si perdemos la fe, no nos quedará nada. Yo creo en la justicia de nuestra causa y que nuestros combates no son inútiles, levántate hermano pues si abandonas ahora, tu esperanza de victoria se perderá para siempre.”

Shun : “La victoria ha sido posible gracias a muchos sacrificios, tantos bravos caballeros han perdido la vida en esta guerra atroz y ridícula. Shura, Camus, Aphrodita, Saga... fueron castigados por haber creído en las fuerzas del mal, espero que su sacrificio no habrá sido inútil, toda esta sangre vertida tan sólo habrá asegurado la paz en el mundo unos breves instantes. Ahora la tierra esta de nuevo amenazada y es mi deber de caballero salvar a Atenea y vencer al mal. Aun... no logro entenderlo, pero creo en lo que cree mi hermano, bien Mime, debo vencerte. Prepárate a luchar conmigo.”

Mime : “Yo sé que en lo más profundo de tu corazón no te gusta pelear, entonces antes de que nos enfrentemos, déjame decirte que es a causa de esa debilidad que hoy no veras al sol esconderse en el horizonte. Déjame enviarte con suavidad hacia un mundo mejor."

¿Los caballeros hacen el bien cuando luchan y matan a sus enemigos?. La saga de Hades deja presumir que no. El ataque de Rune indica claramente que Shun y Seiya son culpables. Se puede considerar el ataque de Rune como un ataque entre muchos otros que no tiene valor de verdadero juicio puesto que emana de una concepción del bien y el mal diferente de la que defiende Saori/Atenea. Sin embargo, es interessante tener en cuenta que Shun, que será declarado tiempo después el ser con el corazón más puro y en consecuencia adquiera, de hecho, una autoridad moral determinada, acepta este juicio.

Incluso Kanon no refuta forzosamente su fundamento cuando dice: "Si no matas a tu enemigo, representará una amenaza para todas las personas con las que se cruzará después de ti. Si el hecho de haber herido a personas que por lo tanto eran enemigos es un pecado, entonces aceptemos el juicio de Dios. Pero sólo después de haber purificado el mundo de todo el mal que vive en él... y hasta entonces, deberemos proseguir el combate!". Kanon defiende un punto de vista pragmático pero deja en suspende la cuestión moral.

Los guerreros, en particular los caballeros de Atenea, pueden servir el bien. ¿Pero sus actos son buenos y justos cuando luchan?. No es seguro.

Fanart de Marco Albiero (Italia)

¿Si Atenea no se hubiera preocupado de preservar y defender el Bien, por qué habría impuesto a las mujeres caballeros llevar una máscara?. ¿En el marco de Saint Seiya, Atenea puede permitirse ser una diosa guerrera aunque se induce que ningún guerrero o guerrera no puede pretender ser el Bien?

Si Atenea no es esencialmente el Bien absoluto, elemento que no puede ponerse en entredicho, entonces las guerras santas no son más que guerras de poder. Lo que correspondería ciertamente más a la realidad, según la mitología griega, donde lo menos que se puede decir es que los dioses no son santos, sino que sacuden fuertemente los fundamentos de Saint Seiya.

Los caballeros son héroes y no fanáticos, solamente porque su causa es absolutamente justa. Y su causa es ante todo defender a Atenea. Si Atenea no es el Bien entonces su causa no es absolutamente justa.

Sin embargo nada impide pensar que Atenea como Bien último es un desarrollo reciente, debido a su evolución en sus distintas reencarnaciones. En efecto, al final de la saga de Hades, un acontecimiento sin precedentes tiene lugar: un dios muere a manos de otro. ¿Y si nunca hubiera sucedido hasta ahora porque la causa de los caballeros no era lo bastante justa para causar tal hazaña?

Y quizás es que esta Atenea, bien último/no combatiente, no pudo emerger sino porque estaba muy lejos del Santuario y no pudo recibir formación de combate (hasta el límite que nunca la haya recibido).

Hagamos ahora un pequeño punto sobre Shun. Hay un curioso paralelo entre Shun y Atenea/Saori, así como una coincidencia entre la flecha clavada en el corazón de Atenea y la rosa blanca de Aphrodite clavada en el corazón de Shun, que lo mata cuando se vuelve completamente roja. No es quizás más que una casualidad (después de todo, visto el número de técnicas y ataques que muestra el manga, es normal que algunas terminen por ser similares) pero veamos como el paralelo va más lejos.

Atenea es una esencia divina pero no se puede negar que guarda un lado humano muy presente gracias a Saori. Shun es por esencia humano pero la posesión (¿reencarnación?) de Hades le hace conocer el estado divino aunque sólo temporalmente.

Da la impresión que Atenea está en oposición con relación al deseo de los dioses en general que es eliminar a los hombres. Ya sea un renacimiento como desea Poseidón o la nada para Hades, se nota muy bien que los dioses no quieren que los hombres estén presentes en la tierra. Eliminar a los hombres es el sueño de algunos dioses.

Si se parte del principio de que Shun es completamente la reencarnación de Hades, se puede decir que Shun es un humano que rechaza su esencia divina mientras que Atenea es una diosa que acepta su esencia humana.

Si Atenea es la autoridad moral absoluta por ser divina, Shun es una autoridad moral relativa por ser humano. Shun accede al estatuto de autoridad moral cuando es declarado el ser con el corazón más puro. Pero incluso en la formulación, "el más", indica más un concepto de relatividad. Al igual que Atenea/Saori, Shun es un pacifista que predica el amor y la no violencia.

Atenea tiene una enorme potencia a su disposición pero no tiene técnica combativa de la que servirse. Shun tiene también una gran potencia a su disposición (aunque evidentemente menor que la de Atenea), una potencia que es reticente a querer emplear.

A partir de ahí, se podría seguir extrapolando sobre la base de la complementariedad de los 5 caballeros de bronce: si Shun es un doble humano de Atenea, es quizás también el caso de los otros 4, cada uno representa una faceta específica de Atenea/Saori. Se conseguiría entonces una teoría que presentaría a una Atenea no guerrera que combate gracias a 5 dobles humanos guerreros. En la práctica no cambia gran cosa: los 5 bronces son los ejecutores de Atenea, sin embargo, este grupo de 6 personajes sería en realidad una única entidad divina, una variación como otra sobre el tema del carácter exceptionel de los 5 bronces.

Fanart de Carlos Alberto Lam Reyes (Perú)

Hay un elemento que tener en cuenta también. Según la concepción de la leyenda de los saints instaurada al principio del Manga, Atenea prohibió a sus Santos servirse de armas. Saori está bastante lejos a pesar de todo de la imagen de la Diosa guerrera que atraviesa Gigantes o a su hermano Ares con su lanza. Muchos piensan que la Atenea de Kurumada en gran medida se caracteriza por la figura cristiana, tiene más valor de símbolo sacrificatorio que de pilar de guerra. Otra observación, se puede ver el valor de los caballeros de Atenea, al menos en esta generación se constata que, por término medio, el ejército de Atenea cuenta con mejores elementos que el de los otros dioses.

Eso puede inducir a pensar que si el ejército de la diosa Atenea es el más potente, es quizás para reestablecer el hecho de que la Atenea de Kurumada tiene más vocación por la paz que por el combate, dejando a sus santos la tarea de ensuciarse las manos. Kurumada quizás se equivocó en su denominación de la diosa. Conservó su lado de diosa de la ciencia, de la sabiduría, y de guía a los héroes, ya que es el papel que el autor le confió: guiar a la humanidad hacia la paz, sacrificándose por su bien, sirviendo de modelo a su guerreros por su abnegación.

Ciertamente, Saori y los dioses podrían desarrollar técnicas. Pero el actuar por intermediario de sus guerreros es una marca de fábrica desde la antigüedad, durante la guerra de Troya según Homero, las confrontaciones directas son muy raras, sólo se produce durante el sueño de Zeus.

Se podría extrapolar sobre el hecho de que, como en la Iliada, sea Zeus quien haya prohibido a los dioses enfrentarse directamente, esto conllevaría un no entrenamiento por su parte en el combate directo en favor de ser figuras inspiradoras para sus tropas.

Jesús, Gandhi, y muchas otras personas reconocidas en la Historia no han utilizado la violencia para luchar en nombre de sus principios de justicia, ya que ¿el pacifismo no es el más bonito ejemplo que la justicia personificada pueda dar?.

Entonces los caballeros de Atenea toman sobre ellos los pecados de los combates por la diosa que protegen. Se vuelven culpables, pero Atenea sigue estando inmaculada detrás de la sangre vertida en su nombre, pero no por su mano. ¿Huida? no, preservación de un símbolo de pureza en el cual los santos se apoyan y se inspiran para esperar hacer brillar sobre la tierra entera la blancura anónima de Atenea.

Es necesario ver más a Atenea (así como a Hilda) como personificación de un ideal, o de un concepto. Desde cierto punto de vista, los caballeros no luchan por Atenea en síi, sino por todo lo que ella representa (la bondad, el amor a la humanidad, la tolerancia, etc...). Así que, cualquiera que sea finalmente la personificación de estos valores, los caballeros tienen una razón de existir debido a lo que defienden. En StS muchos llegan a considerar a Atenea como "humana", lo que se confirma por otra parte a medida que se desarrolla la historia, pero el caso de “Atenea como víctima” debe ser considerado más a nivel conceptual, es decir "el equilibrio y la bondad del mundo están en juego”, razón por la cual los caballeros deben intervenir para restablecer el orden, haciendo abstracción del rescate de Atenea como ser humano.

Los caballeros luchan por el ideal que personifica Atenea, un ideal que viven y quieren seguir viviendo, puesto que el amor y la amistad son valores por los que están dispuestos a combatir y los comparten de manera tangible, basta con ver la dedicación de cada uno hacia los otros. Los caballeros son sobretodo hombres, no se hubieran reconocido en Atenea si ésta sólo hubiera sido una diosa (idealización) desprovista de humanidad.

No es el caso, ya que Saori es una mujer con sus dudas, sus dolores y quizás también sus deseos (...). hay una especie de comunión entre Atenea y sus caballeros porque viven y sufren juntos su ideal. Al contrario, el ideal de Poseidon es una especie de utopía de la perfección, inevitablemente cuestionable puesto que los mariners son humanos. De cierta manera, son fanáticos ya que rechazan el perdón y los sentimientos humanos que hacen la debilidad y la grandeza de los hombres. Hay entre Poseidón y sus Mariners una adhesión intelectual pero no comunión espiritual y emocional.

Hay otra cosa que puede explicar este defecto de comunión. Poseidón se personifica en Julian y la gran batalla empieza, con los mariners dispuestos a defender el reino submarino. Al contrario, en el caso de Saori/Atenea y de los caballeros, la relación se crea con el paso del tiempo, y se refuerza gracias a los acontecimientos hasta alcanzar su paroxismo después de la batalla del Santuario. Entonces, exceptuando la devoción oficialmente debida a Atenea, aparece también otra forma de vínculo, que no puede existir nunca entre Poseidón y sus Mariners (puesto que no tienen histórico o antecedentes comunes).


Así pues, Atenea es la alegoría del Bien: no violencia, símbolo de paz y compasión, y sabemos todos como estas virtudes son frágiles y fácilmente ridiculizadas y enterradas bajo las miradas ciegas de muchos pueblos contemporáneos. Por su vulnerabilidad, Atenea vuelve a sus caballeros más fuertes: no es ya ella la última defensa sinó sus guardias, así los santos no pueden morir en paz diciéndose a si mismos "mi diosa superará a nuestros enemigos si yo no lo hago". Deben hacer más que luchar, deben vencer.

Seiya/Saori es la imagen del humano que toma la mano del divino. A este respecto, las motivaciones de Seiya son un poco diferentes de las de sus compañeros, puesto que aparte de la esencia de Atenea, él ve también a la Saori que se oculta detrás de la diosa. Porque, después de todo, es Saori quien sufre los acontecimientos de manera dolorosa...

Efectivamente, a este respecto, se podría ver a Seiya como el vínculo entre Atenea/Saori por una parte, y sus compañeros de la otra. Seiya constituye "la humanidad" de Atenea, a través de los sentimientos que se muestran el uno por el otro. Es una especie... de interfaz. No obstante, da la sensación que Saori se diviniza cada vez más durante la historia. Se diría que Saori alcanza una determinada madurez a medida que transcurren sus aventuras. Ya no es la pequeña muchacha mimada de Kido, ni la joven muchacha demasiado seria y seca del torneo, ni la joven mujer aún demasiado frágil secuestrada contra su voluntad para abastecer la manzana de oro, atravesada por una flecha en el pecho, o designada para retener las aguas los océanos dentro de un pilar. En la saga de Hades, ella sabe lo que tiene que hacer, eso le da aún más profundidad e intensidad a sus decisiones y a sus sentimientos. Parece que sigue siendo humana pero que ya no es posible distinguir su vocación de su propia vida.

La prohibición de utilizar las armas de la Balanza es una representación bastante fiable del estado de espíritu de Atenea: las armas están disponibles, su fuerza destructiva podría fácilmente devastar las filas enemigas, pero hay otros medios de ganar una guerra, y eso es lo que intenta enseñar Atenea. Y ella se coloca en primera línea para dar ejemplo no utilizando ninguna de sus técnicas de combate.

¿Acaso la Athéna Exclamación no sería su propia técnica, qué solo la fuerza de 3 caballeros de oro reunidos está en condiciones de ejecutar, pero que se encuentra encerrada detrás de la prohibición de utilizarla?.

Si Atenea está forjada bajo una influencia cristiana, entonces Dios es amor, y Dios es el verbo, o incluso la exclamación. ¿Quién otro que la misma Atenea podría haber dado el conocimiento de un ataque que lleva su nombre y que invoca su voz divina?. Pero el silencio de la guerra es la vía de la sabiduría.

Es necesario no olvidar un punto que dista mucho de ser anodino: según la mitología, cuando Atenea sale del cráneo de Zeus ella aparece armada, nació de un espíritu, lo que deja suponer (y según las ilustraciones) que no nació en forma de bebé pero de joven. Entonces ciertamente el alma divina se reencarna en el cuerpo de una mortal, pero quizás esta alquimia dibuja a lo largo del crecimiento humano de la reencarnación las características del cuerpo original de Atenea.

Y la esencia divina limita quizás el envejecimiento de las reencarnaciones que alcanzan un punto de equilibrio. Los dioses son inmortales, y nunca se ha visto a Apolo con una barba blanca o a Artemis con arrugas...

El aspecto físico es una cosa, la conciencia es otra, ¿cómo saber en qué medida Saori fue a la vez humana y divina? Desde cierto punto de vista Saori no fue eliminada nunca por el espíritu de Atenea. Es por otra parte probablemente la mayor dificultad de las reencarnaciones de la diosa: encontrar un justo equilibrio entre las pulsaciones de un corazón mortal y la sabiduría divina. Pero una vez alcanzada esta estabilidad olímpica, entonces de un gesto Atenea inhala en sus caballeros los impulsos de la victoria, de un murmullo borra sus heridas y su desesperación, y de una sonrisa lleva sus almas hacia una serenidad incomparable cuyos sus sueños ignoran la perfección...

 

En fin, qué le vamos a hacer. Las cosas son así y así se las hemos contado.

Comentarios a este Artículo

Oscar Utrilla Rodriguez -

De acuerdo con que ponen a una Atenea que no tiene nada que ver con la que yo considero, la auténtica, claro que yéndonos a la historia, se crió durante trece años como una chica rica, su personalidad, la de Saori es así, con perdón, una niña pija y tonta, sí despertó como Atenea, como quien era, con todo su poder, pero eso no cambió su caracter, tal vez de criarse en el Santuario si hubiese sido su personalidad la de la auténtica Atenea, sabiendo desde el principio quien era, es cierto que Poseidón y Hades, cuando reencarnan parece que lo hacen como quienes son, pero Julián Solo ya era ambicioso y tenia una personalidad que podia asemejarse en cosas, al menos en ambicionar la tierra, a Poseidón y Hades es caso a parte, este se hizo con el cuerpo de Shun, anulando su alma, al menos lo intentó, aunque por esa regla de tres, Poseidón encarnó en Julián Solo cuando este tenia tres años y cuando desperto, tal vez pasó lo mismo que cuando Hades se hizo con el cuerpo de Shun haciendo desaparecer el alma de este, hizo desaparecer momentáneamente el alma de Julián, con esto se deduce que Atenea, o su alma, nació en un cuerpo mortal no nato, de madre mortal, no fue como Poseidón o Hades, que sus almas tuvieron que buscar un cuerpo ya nacido y criado...

¿Quieres añadir alguna cosa al artículo?, escribe un e-mail al webmaster... todas aquellas opiniones, información complementaria, críticas constructivas, rectificaciones etc... que nos enviéis y consideremos pertinentes o de interés serán añadidos al final del texto, para que todos los visitantes puedan leerlas, dando todo el crédito a su autor.

Tauro Aldebarán (España)